Con dinero de pequeños productores sanean Olmos

Diez millones de soles provenientes del programa de compensación para la competitividad de los pequeños y medianos productores son destinados al saneamiento físico legal de las tierras del proyecto Olmos, a las que solo podrán acceder grandes empresas. Decreto de Urgencia 050 – 2010 da luz verde al traslado de fondos al Proyecto Especial Olmos - Tinajones.

Por Diario La Primera | 05 ago 2010 |    
Con dinero de pequeños productores sanean Olmos
Obra sólo beneficiará a grandes inversionistas.

Más datos

DETALLE

“Yo no me niego, pero estoy haciendo la evaluación técnica y hasta este momento la evaluación técnico-económico-financiera me sale que la iniciativa privada (presentada) no es viable, y estoy viendo otras alternativas…. si bien la empresa (Odebrecht) que presentó la iniciativa va a invertir sus recursos, el proyecto es viable para el negocio privado pero no para el interés social”, declara en marzo de este año la ministra Mercedes Aráoz quien incluso amenazó con renunciar al gabinete ministerial si el Proyecto Olmos no era modificado. Ahora, sin mayores detalles, el proyecto recibió el visto bueno de la ministra.

El precio base de cada hectárea que comprende el Proyecto de Irrigación Olmos supera los cuatro mil dólares, lo que hará casi imposible que un pequeño productor lambayecano pueda adquirir tierras en las 38 mil hectáreas que comprende la primera etapa de este proyecto. Incluso ya se especula que estas tierras serán adquiridas por grandes grupos económicos como Gloria, Oviedo y Romero entre otros “peces gordos” de la agroindustria.

Sin embargo, en medio de un ambiente de fiesta, el Premier Velásquez Quesquén entregó el lunes pasado un cheque por 10 millones de soles al Gobierno Regional de Lambayeque provenientes precisamente de un programa destinado a favorecer a pequeños productores. Y ahora con este dinero, se culminará el proceso de saneamiento físico legal de las tierras de Olmos; requisito indispensable para subastar las tierras como exige la empresa brasileña Odebrecht (ejecutora de la obra) a fin de iniciar la construcción de la infraestructura de riego.

Es decir, que con la plata presupuestada para que los más vulnerables mejoren su competitividad, se facilita el acceso a grandes inversionistas a los campos beneficiados con la irrigación Olmos. Y si esto no es malversación, por lo menos da cuenta de la prioridad en la que el Premier y el Ministro de Agricultura tienen a los pequeños productores agrarios.

La subasta de las tierras
Según el portal de H2Olmos (consorcio de Odebrecht) para el inicio de las obras de infraestructura de la irrigación se requiere la venta en subasta internacional de 38 mil hectáreas a un precio base de 4 mil 250 dólares. Estas tierras pertenecen al gobierno regional o a campesinos de la zona, y una vez saneadas legalmente pasarán a constituir un fideicomiso que se encargará del proceso de subasta. Lo malo es que no se sabe quién será el fiduciario.

Y no es de extrañar, pues cuando uno revisa la historia reciente de la puesta en marcha de este megaproyecto (que originalmente comprendía un trasvase, dos hidroeléctricas y la irrigación) cae en la cuenta que está plagado de falta de transparencia, de malas negociaciones en perjuicio del Estado y un extraño favorecimiento a la empresa Odebrecht; que además de la infraestructura de riego de las tierras de Olmos, está construyendo el túnel que traslada las aguas del río Huancabamba a Olmos, todo sin haber pasado por el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP).

Decreto de Urgencia
Así con todo, el 24 de julio se emitió la norma que autoriza al Ministerio de Agricultura (Minag) a transferir 10 millones de soles para la adquisición de activos no financieros por parte del Gobierno Regional de Lambayeque como parte del Proyecto Olmos. El Decreto de Urgencia 050 – 2010, mediante el cual se dictan medidas para el financiamiento del Proyecto Olmos y de las acciones para contrarrestar el friaje y heladas, establece que la partida de la que se transfiere el dinero es: “Unidad Ejecutora 012: Programa de Compensación para la Competitividad, Función 10: Agropecuaria, Programa Funcional 023: Agrario, Sub Programa 0114: Desarrollo de las Capacidades Sociales y Económicas, Actividad 061952: Compensaciones de Productos Agrícolas”.

¿Pero no era que el Programa de Compensación para la Competitividad del Minag, que surgió mediante Decreto Legislativo 1017, tenía como fin apoyar a los pequeños y medianos agricultores a asociarse para mejorar su capacidad competitiva?
Lo cierto es que este proyecto ha sido esperado por décadas y es una reivindicación histórica del pueblo lambayecano. Lamentablemente todo indica que los campesinos locales serán excluidos de sus beneficios y tendrán que contentarse con ser solo los peones. Me temó que la celebración que se hizo en junio por la firma de la contrato con Odebrecht para la construcción de la irrigación de Olmos y en la que estuvo el presidente de la república bailando al ritmo del grupo cinco, quedará en el recuerdo como el festejo del “nadie sabe para quien trabaja”. ¿Es así cómo se nos quiere llevar al primer mundo?.

Carlos Bedoya
Colaborador

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.