Compleja situación

Doe Run debe acreditar mañana ante el MEM que cuenta con los recursos para el financiamiento de sus operacion, aunque todavía no llega a un acuerdo con proveedores.

Por Diario La Primera | 22 jul 2010 |    
Compleja situación
Más de tres mil trabajadores serían afectados.

Más datos

DETALLE

Doe Run Perú tiene inversiones pendientes por 150 millones de dólares para completar el plan ambiental y debe unos 110 millones de dólares a sus proveedores, que dejaron de abastecerla con concentrados en medio de sus problemas financieros.

A escasos días de cumplirse el plazo determinado por el Ejecutivo para que la minera Doe Run Perú (DRP) reinicie las operaciones en el complejo metalúrgico de La Oroya -de acuerdo a los plazos establecidos en la Ley 29410 la empresa debe reiniciar operaciones el 27 de julio- la situación parece no mejorar.

Así, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) solicitó ayer a la empresa DRP, en un plazo máximo de 48 horas, acreditar que cuentan con el financiamiento del proyecto, presentando los acuerdos y contratos debidamente suscritos con las entidades que financiarán el mismo.

Mediante oficio N° 919-2010 MEM/DGM, remitido por la Dirección General de Minería pide también que DRP acredite que cuentan con la provisión de concentrados suficientes para el reinicio de operaciones, presentando debidamente suscritos los acuerdos comerciales respectivos.

Además, en la misiva, el MEM solicita a dicha empresa presentar los acuerdos de pago debidamente firmados por los acreedores comerciales con los que tienen deuda vencida.

En otro punto del documento, que lleva la rúbrica del director general de Minería, Víctor Vargas, se solicita que Doe Run alcance los contratos de garantías a firmarse con el Ministerio, los cuales deben estar debidamente suscritos por sus representantes, así como la modificación del contrato de fideicomiso para canalizar los recursos necesarios para el proyecto.

Los afectados
Los más de tres mil trabajadores que laboran en el complejo sostuvieron una reunión con el alcalde de La Oroya, César Gutiérrez Revilla y el Presidente de la Comisión de Energía y Minas del Congreso, Ricardo Pando, a quienes transmitieron su preocupación por la demora de la minera en cumplir con lo exigido en la ley 29410.

El congresista Pando señaló que existe posibilidades para la reapertura del complejo, ya que la minera cuenta con el ofrecimiento de un línea de crédito por parte de la empresa suiza Glencore, además, que ya se encuentran avanzadas las conversaciones para un acuerdo con el 75% de sus proveedores.

Según la ley 29410, DRP tienen que acreditar financiamiento, a través de la presentación de un memorándum de entendimiento entre Glencore y los proveedores”, a más tardar mañana.

De otro lado, el Programa Especial de Reconversión Laboral Revalora Perú asegurará la reubicación del 100 por ciento de trabajadores de Doe Run si a fines de julio la empresa no retoma sus operaciones por el incumplimiento de los compromisos asumidos con el Estado, informó al Ministerio de Trabajo.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.