Carece de capacidad

Para diferentes analistas económicos, el pedido presidencial de acelerar la inversión pública podría provocar la ejecución de “nuevos elefantes blancos”, por lo que coincidieron en señalar que hace mal el Ejecutivo en considerar el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) como una traba para el desarrollo de las obras, cuando en realidad es una barrera a este tipo de iniciativas populistas.

| 16 julio 2009 12:07 AM | Economía | 572 Lecturas
Carece de capacidad
SNIP ya no es un traba para la ejecución de obras, afirman especialistas.
Pedido presidencial pasa acelerar el gasto provocaría realización de proyectos irrelevantes, advierten analistas.

Más datos

DETALLE

El presidente Alan García pidió, días atrás, a las autoridades locales y regionales acelerar su inversión en obras públicas, tras resaltar que solo se han gastado poco más de seis mil millones de soles de los 26 mil millones de soles presupuestados para este año. "Nos quedan más de 18 mil millones por gastar", dijo el mandatario.
572

Al respecto, Kurt Burneo, ex director del Banco Central de Reserva (BCR), recalcó que en la práctica el SNIP ha desaparecido, ya que sus opiniones no tienen carácter vinculante (excepto cuando se tratan de proyectos que implican un financiamiento o endeudamiento), por lo que sus comentarios no son relevantes para la frenar o acelerar un proyecto

“El gobierno recién se ha percatado de la pobre ejecución del gasto público y ahora busca maximizar el gasto. El presidente exhorta a los gobiernos regionales y locales a gastar, agilizar los proyectos, ¿y el control de calidad de la inversión? Recordemos que es el dinero de todos los peruanos y no se puede fomentar que se haga una mala inversión”, advirtió el analista.

Por su parte, José Oscátegui, economista profesor de la Universidad Católica, coincidió con Burneo e indicó que el SNIP garantiza la transparencia y calidad del proyecto. Refirió que el verdadero problema es que el gobierno no cuenta con una planificación de proyectos de inversión. Además, acusó que no hay una visión de prioridad del gasto. “Recién ahora quieren gastar y gastar, pero sin un plan de inversión o priorización de obras”.

De otro lado, Burneo puntualizó que la pobre ejecución del gasto se debe a una degradación en la calidad de la gestión pública, pues el gobierno aprista al reducir los salarios en el sector público provocó la salida de los mejores funcionarios. “A este problema se aúna que la Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado demora 70 días entre que convoque la convocatoria y otorgue la buena pro del proyecto”, sostuvo.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD