Camisea sale ganando

El exsecretario de Descentralización de la PCM, Manuel Dammert, criticó que el Estado esté avalando el intento del Consorcio Camisea de hacerse con recursos de todos los peruanos.

| 06 agosto 2012 12:08 AM | Economía | 1.8k Lecturas
Camisea sale ganando 1881

El presidente Ollanta Humala anunció en su mensaje presidencial la construcción de un nuevo ducto que irá desde Pisco a Ilo transportando etano, así como del gasoducto que va desde Las Malvinas hasta Quillabamba, ambos proyectos eran complementarios al Gasoducto Andino del Sur.

Días después, el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, informó que Petroperú ya no tendría participación en la construcción del aclamado gasoducto andino del sur y que la empresa Kuntur (Odebrecht) y Petrobras debían buscar financiamiento por sí solas.

Sin embargo, detrás del discurso del presidente Humala y el anuncio sorpresivo del retiro de Petroperú del Gasoducto Andino del Sur, el extitular de la Secretaría de Descentralización de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Manuel Dammert, aseveró que existen intereses de por medio para favorecer, con estas medidas, al Consorcio Camisea.

Teniendo en cuenta que la existe un Ley N° 29817 que declara de interés nacional la construcción del Gasoducto Andino del Sur y de la planta petroquímica; para Dammert “el ministro de Energía y Minas (Jorge Merino) está incumpliendo todas las leyes y además está formulando un proyecto nuevo sin ningún tipo de sustento técnico ni económico”.

“El proyecto de Malvinas Quillabamba y el de etano de Pisco a Ilo que son sincronizados, en el fondo tiene una sola lógica: defender los intereses del Consorcio Camisea y abrir un mercado interno para que a través de camiones (propiedad de Repsol) se venda el gas licuefactivo y se frustre (la construcción) del Gasoducto del surandino”, agregó.

Según Dammert, lo que busca el Consorcio Camisea es continuar el monopolio de Gas Licuado de Petróleo (GLP) y evitar la competencia que se generaría con la construcción del Gasoducto Andino del Sur. Asimismo agotar las posibilidades para que la petroquímica no sea construida en el sur sino en Pampa Melchorita-Pisco y así poder tener el control total de nuestro recurso y darle sentido al ducto de etano de Pisco a Ilo.

“El Estado no puede velar por los intereses particulares de algunos ministros, sino por el de todos los peruanos (…) Se trata de favorecer, además, a una empresa como Repsol que está acusada de defraudación fiscal por US$ 125 millones, debido a la reexportación del gas de Camisea (que dio a conocer el ahora expresidente de Perupetro, Aurelio Ochoa)”, denunció Dammert.

COPIAR EJEMPLO COLOMBIANO
Dammert agregó que el proyecto estatal para la masificación del gas es llevar en camiones de Repsol el GLP a ciudades de Cusco, mientras se inicia la construcción del Gasoducto Andino del Sur. “Pero si éste se frustra entonces la masificación del gas a través de camiones de Repsol será perenne. Obviamente el gas nos costará más”, advirtió.

Ante ello, Dammert agregó que en Colombia, en las zonas urbanas se instaló conexiones domiciliarias de gas y en las zonas alejadas llegaba el GLP pero con un subsidio del Estado. Esto es, precisamente, lo que debía hacerse en nuestro país con la construcción del Gasoducto del Sur Andino. Sin embargo, según Dammert, “por favorecer al Consorcio Camisea y a Repsol, seguiremos cautivos de los precios que un monopolio imponga”.


Laura Grados Lozano
Redacción

Loading...


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD