Buscan una solución

Tras una jornada que empezó a las nueve de la mañana y se prolongó hasta las cinco de la tarde, los trabajadores de la minera Doe Run, que maneja la planta de tratamiento de metales de La Oroya, buscaron ayer, vía referéndum, llegar a una solucion que les permita tratar de sacar a la empresa minera de la profunda crisis que tiene paralizadas las operaciones y que pone en riesgo miles de puestos de trabajo no sólo del asentamiento, sino tambien de la ciudad de La Oroya.

Por Diario La Primera | 04 jul 2009 |    
Buscan una solución
Señalan que medida cautelar debería tener un plazo de 8 meses.
Trabajadores de Doe Run a las anforas para decidir futuro de la empresa.

Más datos

DETALLE

Roberto Guzmán señaló que es materialmente imposible que se cumpla con el Plan de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) antes del 30 de octubre, fecha en que culmina el plazo, por lo que si los trabajadores asumieran la administración judicial, el plazo tendría que ampliarse aún más.

Al respecto, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de La Oroya (Junín), Roiberto Guzmán, informó que se instalaron mesas de sufragio dirigidas por un presidente y un secretario, en los que participaron los dos mil 950 trabajadores que figuran en la planilla de la empresa.

Solución temporal
Para el analista Epifanio Baca, la posibilidad del otorgamiento de una medida cautelar a favor de los trabajadores debería ser sólo temporal, con un plazo máximo de entre siete y ocho meses, ya que una administración de estas características no podría asumir obligaciones como el Plan de Adecuación y Manejo Ambiental.

“Además, los bancos, debido a la crisis internacional, se han vuelto más estrictos y celosos con sus créditos, por lo que los trabajadores no podrían acceder a ellos así haya un aval estatal”, manifestó.

En ese sentido, señaló que la situación actual de le empresa es la crónica de un fracaso anunciado, ocasionado por la falta de voluntad de la empresa por pagar sus deudas y la inoperancia del gobierno al momento de hacerla cumplir sus obligaciones.

“A largo plazo, lo mejor es que la planta se dé en concesión a otra empresa, la cual debe garantizar el cumplimiento de las obligaciones laborales, económicas y ambientales”, sostuvo.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.