¿Aportación al crecimiento económico?

Es inobjetable la contribución de la minería peruana a las exportaciones y a las finanzas públicas. Su aportación a la inversión es muy relevante, al igual que las utilidades generadas. Sin embargo, a pesar de lo que comúnmente se afirma, la minería metálica y no metálica y los hidrocarburos durante los últimos veinte, diez o cinco años han aportado poco al crecimiento real del producto (PBI). Lo anterior empleando las metodologías estadísticas estándar utilizadas al efecto.

| 09 diciembre 2011 12:12 AM | Economía | 960 Lecturas
960

Entre 1990 y 2010, según el BCRP, la economía creció a una tasa de crecimiento promedio anual (tcpa) del 4.8%. La tcpa del gobierno de Fujimori, Toledo y García fueron del 4%, 5.2% y 7% respectivamente. No es posible señalar lo ocurrido específicamente en el gobierno de Paniagua, ni comentar la calidad y veracidad de la información estadística. La contribución de la minería e hidrocarburos al crecimiento del PBI fue del 5.8% de esa tcpa del 4.8%. En realidad poco menos de 0.3 puntos porcentuales respecto del 4.8%; de los cuales 0.27 son de la minería y la diferencia los hidrocarburos.

Los sectores productivos que más aportaron al crecimiento económico, en ese orden, son el sector servicios, comercio, manufactura y construcción. El sector agropecuario, minería, electricidad y agua, y pesca tienen menores contribuciones. El sector manufacturero, muchas veces tan criticado, tiene durante los tres periodos reseñados, una aportación entre 1.5 y 6 veces superior al de la minería y los hidrocarburos. A pesar de la importante inversión en minería durante el periodo de García, su contribución al crecimiento fue de apenas 0.15 puntos porcentuales, por debajo del 0.3 de Fujimori y 0.45 del gobierno de Toledo.

La minería y los hidrocarburos son esenciales para la economía, aunque su contribución contable al crecimiento es marginal. Lamentablemente las limitadas compras nacionales, la elevada intensidad del capital, la naturaleza y composición de la inversión, las reducidas ventas locales, entre otros factores, coadyuvan a que se generen reducidos encadenamientos y eslabonamientos hacia atrás y adelante que impactan poco en el crecimiento del PBI. Tenemos el reto de que estos sectores se conviertan en polos (clusters o conglomerados) para el desarrollo local, regional y nacional.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD