Advierten de riesgos elevados en la actual coyuntura económica

El último reporte del INEI sobre la actividad productiva indica que en julio 2010 el Producto Bruto Interno (PBI) creció 9.05% -cifra menor a la registrada en junio 2010, 11.92%- y en lo que va del año el crecimiento es de 8.29%, no obstante, Germán Alarco investigador de Centrum Católica, advierte que existen riesgos significativos que pueden generar que la situación positiva cambie.

Por Diario La Primera | 18 set 2010 |    
Advierten de riesgos elevados en la actual coyuntura económica
(1) Medidas adoptadas por el Banco Central de Reserva no pueden aún frenar devaluación del dólar y ahora aparecen en el país sintomas de la ´enfermedad holandesa´. (2) Debido a la apreciación del dólar el sector exportador nacional sería seriamente afectado, pues estos productos se encarecerían en comparación a otros países.

Más datos

“Lo que está ocurriendo es que la inflación es cada vez mayor, no por el aumento de los costos de producción, incluido las remunera-ciones, sino por mayores márgenes de ganancias de las empresas”, subraya Alarco Tosoni.

TENER EN CUENTA

El síndrome holandés, también conocido como “mal holandés” o “enfermedad holandesa”, es el nombre general que se le asigna a las consecuencias dañinas provocadas por un aumento significativo en los ingresos de un país.

Comentó, entre otros asuntos, que las proyecciones nacionales omiten la reciente información internacional respecto a que se están generando las primeras señales negativas de la “enfermedad holandesa”, hay peligro creciente de mayor inflación por mayores márgenes de ganancia y hay una peligrosa concentración de certificados de depósitos en el Banco Central de Reserva (BCR) que pueden salir en cualquier momento, revirtiendo por un breve periodo, la apreciación del sol.

-¿Qué opina de las recientes proyecciones del BCR y del Ministerio de Economía sobre el PBI?-
Me parece que el BCR ha sido demasiado temerario en afirmar que el PBI crecería entre 7 y 8% en 2010. Llama la atención de que el MEF se mantenga prudente en un estimado cercano al 6% anual. Todavía falta la información desde agosto a diciembre de este año. Las proyecciones omiten los desarrollos recientes de la economía norteamericana y la desaceleración de la economía europea. Las condiciones económicas cambian rápidamente.

-¿De qué estamos hablando en el ámbito de la economía internacional?-
Hay una mezcla de indicadores que reflejan estos problemas en la economía internacional. Todavía las nuevas solicitudes de beneficio de desempleo en lo EE.UU. involucran a más de 400,000 personas semanalmente, las venta de casas nuevas y usadas no se recuperan, la producción manufacturera sigue con problemas y se redujeron los estimados de crecimiento del segundo trimestre del 2010. La solicitud del presidente Obama para aplicar un nuevo programa de reducción de impuestos para las clases medias y de inversión en infraestructura por US$ 180,000 y 50,000 millones respectivamente, reflejaría que los problemas continúan. A este panorama hay que sumar la situación europea y donde la ideología neoliberal va a generar más desempleo, caída del nivel de demanda y producción. Si la producción es menor en estos dos grandes bloques es obvio que se debería reducir el nivel de actividad en China reduciendo las importaciones con origen en el Perú.

-¿Krugman (ganador del premio Nobel de Economía-2008) comenta que la situación económica internacional se puede agravar?-
Tiene toda la razón. Es probable que los republicanos logren mayor participación en la Cámara de Representantes en noviembre del 2010. Al ocurrir esto, bloquearan las solicitudes de nuevos programas de apoyo a la economía norteamericana. Ellos sólo quieren reducciones de impuestos a favor de los grupos sociales más ricos. Nuevamente la crisis podría agravarse. Le comento que las bolsas de valores europeas están acumulando una pérdida de 16% en lo que va del año. Si hablamos de la China la caída es del 17.5% y en los EE.UU. es de 0.4%. Regresando a nuestro país, nuestras autoridades se olvidan de todos estos factores.

Durante el primer semestre gozamos del efecto rebote, por las caídas del PBI primer semestre del 2009. Las tasas de crecimiento del último trimestre del 2010 podrían ser muy reducidas.

-Hay discusión sobre si la economía peruana se está sobrecalentando, ¿cuál es su opinión?-
El peligro del sobrecalentamiento es que se genera mayor inflación y un aumento de las importaciones. Todavía existe capacidad instalada ociosa. Sin embargo, lo que está ocurriendo es que la inflación es cada vez mayor, no por el aumento de los costos de producción, incluido las remuneraciones, sino por mayores márgenes de ganancias de las empresas. Vea usted la inflación de los bienes transables (que se comercian internacionalmente) que está en 2.56% respecto de agosto del 2009. La inflación no se produce en los sectores más competitivos y en los no transables.

-¿Cuál es el peligro actual de una mayor inflación?-
Los efectos son varios. Si la inflación es por mayores márgenes de ganancia contribuye a reconcentrar ingresos en manos de los dueños de las empresas. Esto reduce el multiplicador del gasto, la demanda y el PBI. Una mayor inflación reduce el poder de compra de los trabajadores. Hasta junio el ingreso promedio en Lima había crecido en 0.4%, hasta agosto en 1.1% respecto del año anterior. La inflación hasta junio fue del 1.8% y hasta agosto del 2.3%. Los ingresos reales de todos los trabajadores de Lima Metropolitana se han reducido en -1.4% y en -1.2%. tampoco nos olvidemos que una mayor inflación reduce el tipo de cambio real.

-¿Qué ocurre con el tipo de cambio real?-
La entrada de divisas aprecia el sol. Hasta agosto, según información del BCR, el tipo de cambio real bilateral ha caído en el último año en -6.1%. Esto implica menores ingresos para los exportadores y abarata las importaciones. Tenemos sobre la mesa el problema de la “enfermedad holandesa”, donde las exportaciones mineras y de hidrocarburos podrían resistir hasta un tipo de cambio de S/. 1.5 por dólar americano. Sin embargo, las confecciones, textiles, siderurgia y metalurgia, químicos, podrían dejar de exportarse si el tipo de cambio pasa a 2.50 soles por dólar. Con un tipo de cambio un poco menor afectaríamos seriamente a la agroexportación y a los productos pesqueros. El tema es grave por el lado de las exportaciones y si tenemos una economía totalmente abierta al exterior podríamos dejar de producir localmente muchos bienes para simplemente dedicarnos a importar. Imagine usted el impacto sobre el empleo.

-¿El sol va a seguir apreciándose continuamente?-
Todo dependerá del balance entre los ingresos y egresos de divisas. También de las decisiones de los agentes económicos relativas a su preferencia por liquidez en moneda extranjera. Las personas no deben confiarse en que la tendencia a la apreciación del sol será continua. Al igual que con el PBI la situación puede cambiar rápidamente. En cualquier momento se puede producir una depreciación del tipo de cambio, aunque esta no sería sostenible ya que el BCR saldría, por su gran disponibilidad de reservas internacionales, a vender dólares.

-¿Tiene evidencia empírica de que se podría producir un pequeño salto cambiario?-
El BCR lamentablemente ha dejado concentrar vencimientos a muy corto plazo en los certificados de depósito (o sea el BCR tendrá que pagar en un corto tiempo algunas obligaciones crediticias). Estamos hablando de S/. 21,680 millones entre un día y tres meses, respecto del total acumulado de S/. 23,000 millones al 7 de septiembre del 2010. Esto es peligroso, ya que ante cualquier circunstancia podrían salir US$ 7,000 millones en muy poco tiempo. En agosto del 2008 el Banco Central dejó acumular también vencimiento a muy corto plazo de estos certificados que fueron los primeros recursos que salieron del país en septiembre del mismo año. No nos olvidemos que la crisis mexicana de 1994 se produjo por la acumulación de deuda que se renovaba a muy corto plazo. Allá se llamaban Tesobonos.

-¿Se podría producir una gran corrida (aplazar el pago) que afectaría el nuevo sol?-
Tampoco, porque el BCR tiene los recursos suficientes para frenarla. Sin embargo, debe ser más cuidadoso en evitar una concentración de vencimientos de pasivos a muy corto plazo. Yo creería que estos recursos saldrían del país más por razones políticas, como una forma de presión de sus dueños (probablemente empresas transnacionales y grandes grupos económicos), si ven avanzar en las preferencias de la población a los candidatos y partidos progresistas en la campaña presidencial del próximo año. Esta salida de capitales pretendería, a juicio de ellos, llamar la atención y asustar a la sociedad sobre las otras opciones que nos les puede resultar conveniente a sus intereses.

-En síntesis, ¿cómo ve el panorama económico en el corto plazo?-
Qué bueno que la economía esté creciendo, pero lo debe ser para todos en más menos igual proporción. Este crecimiento tiene muchos espejismos. Debemos moderar nuestras expectativas. Hay muchos problemas y riesgos en ciernes. Tampoco debemos olvidarnos del mediano y largo plazo donde subsisten muchas carencias y problemas graves.


Wilder Mayo
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.