Actividad minera no garantiza desarrollo

Datos estadísticos del último informe del INEI y un estudio del Centro de Negocios de la PUCP, demuestran que la explotación minera y el crecimiento de sus exportaciones no van de la mano con el desarrollo del país. En Cajamarca, Apurímac y Huancavelica donde se desarrolla la actividad minera desde años atrás, son las regiones con los mayores bolsones de pobreza del Perú.

| 14 julio 2012 12:07 AM | Economía | 6k Lecturas
Actividad minera no garantiza desarrollo
Los departamentos más pobres del país son mineros. La desconfianza contra las mineras tiene raíces profundas.
REGIONES MINERAS SON LAS MÁS POBRES

Más datos

DETALLE

- Apurímac con 22.5 puntos, Cajamarca con 22 puntos y Huancavelica con 17.9 son las regiones menos competitivas del país ocupando los tres últimos puestos según datos del ICRP 2011. 

- El proyecto minero Conga costará US$ 4,920 millones en total. La inversión se incrementó por las exigencias del presidente Ollanta Humala y del peritaje internacional realizado al EIA.
6049

Es irónico pensar que ciudades destacadas por su actividad minera en el país -como Cajamarca, Apurímac o Huancavelica- sean las más pobres según el último informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) y tengan niveles ínfimos de competitividad y crecimiento tal como lo indica el Índice de Competitividad Regional del Perú 2011(ICRP) y un estudio reciente del Centro de Negocios de la Pontificia Universidad Católica del Perú (Centrum Católica).

En la última década nuestro país experimentó un crecimiento económico sostenido gracias a la estabilidad política, la atracción de inversiones, el manejo fiscal prudente y los altos precios de los minerales que favorecen a países como el Perú, netos exportadores de materias primas.

Sin embargo existe una realidad que no coincide con el boom del crecimiento económico y la mejora en las calificaciones crediticias, de BBB- a BBB+, otorgadas hace poco a nuestro país por las agencias internacionales calificadoras de riesgos Standard & Poor’s y Fitch Ratings.

Si juntamos los aportes al total del Producto Bruto Interno (PBI) del año 2010 – que fue de S/. 407 mil 060 millones – las tres ciudades (Cajamarca, Huancavelica y Apurímac) suman un total de S/. 17 mil millones, muy por debajo de lo aportado por Lima, que registra un aporte de S/. 174 mil 489 millones, casi la mitad del PBI de 2010, según cifras del Centro de Negocios de la PUCP.

Es paradójico que una ciudad minera como Cajamarca haya registrado, según Centrum Católica, un retroceso en su PBI de 2010 (-1.3%), que Huancavelica apenas haya crecido un 2.6 por ciento y que Apurímac, pese a haber crecido en 10.6%, tenga el menor ingreso Per Cápita del país.

El director de Investigaciones de Centrum Católica, Rubén Guevara, explicó que la disminución del PBI se debe, en el caso de Cajamarca, a que la producción minera disminuyó. En cuanto a la situación de Apurímac y Huancavelica, dijo que el PBI de estas regiones está marcado por la producción agrícola y láctea, pero dependen del mercado interno, específicamente de lo que venden a la ciudad capital.


Ex viceministro de Gestión Ambiental, José De Echave.

MINERÍA VERSUS DESARROLLO I
Para el ex viceministro del Ambiente, José De Echave, la minería ha tenido en los últimos años sobreganancias gracias a la subida del precio de los metales que, en el periodo 2000 – 2011 creció en 736%; sin embargo existe una falla en las políticas públicas por lo que la inversión y la calidad de vida no están relacionadas.

Por ejemplo, indica De Echave, en Cajamarca los pobladores tienen una mala percepción ante la presencia de la empresa minera Yanacocha, que tiene 20 años operando en la región, porque no perciben su contribución al desarrollo. “Yanacocha no ha pagado impuestos que debía pagar, la empresa declaraba que no había renta y no pagaba el canon que debería haber pagado”, agrega el ex viceministro.

Según el ICRP 2011 (Índice de Competitividad Regional del Perú), si hablamos de desarrollo en infraestructura, de un máximo de 100 y un mínimo de 0 puntos que otorga el ranking, Cajamarca obtuvo una calificación de 11.9 puntos, Apurímac 5.4 puntos y Huancavelica está al final de la lista con 5.3 puntos. Es decir, estas regiones no han podido desarrollar su infraestructura básica pese a la presencia de empresas mineras en sus tierras.

El ex viceministro del Ambiente, José De Echave, consideró que la ejecución del gasto en Cajamarca no es un problema del actual gobierno regional, es un problema que lleva años y es a nivel nacional.

“Si vemos los gastos del gobierno central, hay ministerios que tienen un menor porcentaje en cuanto a la ejecución del gasto público en comparación con otras regiones incluida Cajamarca”, agrega De Echave, por lo que la ejecución del gasto público tan venido a menos no tiene nombre propio, es un problema casi endémico en nuestro país.

MINERAS RICAS, CIUDADES POBRES
El último informe del INEI acerca de la evolución de la pobreza en el país, reporta que de cada 10 personas seis están en condiciones de pobreza en las regiones de Cajamarca, Huancavelica y Apurímac.

Además, en Apurímac y Cajamarca, de cada cinco personas en condiciones de pobreza al menos una se encuentra en extrema pobreza.

En el caso de Huancavelica el escenario es igual de desalentador aunque la relación es que de cada diez pobres al menos uno se encuentra en extrema pobreza. Las cifras del INEI registran la pobreza en valor monetario.

Los ingresos per cápita mensuales de las personas en condiciones de pobreza de las regiones de Cajamarca, Apurímac y Huancavelica, oscila entre 116 y 210 nuevos soles.

Paralelamente a los índices de pobreza en Cajamarca, la empresa minera Yanacocha, que opera en esa región, incrementó sus ventas en un 312% en el 2011 con respecto al año 2000, según cifras otorgadas por la Asociación de Exportadores (ADEX), con la exorbitante suma de US$ 2,100,133,002 (2,100,1 millones de dólares). Pese a haber disminuido su producción, el incremento del precio de los metales, en los últimos años, favoreció a la poderosa minera.

En el caso del departamento de Apurímac, según la ONG Cooperacción, el 54% del territorio está concesionado para la minería, además la empresa minera Southern Perú Copper Corporation realiza actividades en la zona y, según cifras de ADEX, desde el año 2000 al 2011, incrementó sus ventas en 331% con la abultada suma de US$ 2,828,5 millones.

Según un informe de Cooperacción sobre el departamento de Huancavelica, el 38% de su territorio está concesionado para la actividad minera y, aunque no se registran proyectos mineros de gran envergadura, se identifica una fuerte actividad de exploración.

MINERÍA VERSUS DESARROLLO II
El economista de Propuesta Ciudadana, Epifanio Baca, consideró que la relación entre la actividad minera y el desarrollo de una región no es tan automatizada como supone. “Es un error pensar que debería haber relación directa entre empresa minera y territorio (…) La relación entre minería y desarrollo no es tan sencilla, ni tan mecánica, ni tan directa”, dice.

Para Epifanio Baca el Estado cumple un rol más que fundamental a la hora de ejecutar el gasto público; empero considera que las empresas mineras deberían contribuir con más tributos para los ingresos fiscales a través del canon.

“Hace solo siete años hay dinero para invertir, antes no había. Y que no se ejecute el gasto público es un mito. El principal problema es la calidad del gasto”, advierte Baca, quien al mismo tiempo señala que la explotación de recursos no renovables debe traducirse en la construcción de otro tipo de capital como la educación, infraestructura, electrificación, etc.

En cuanto al conflicto socioambiental que se presenta actualmente en la región Cajamarca, donde la población protesta en contra de la ejecución del proyecto minero Conga, Epifanio Baca sostiene que imponer la relación Conga – futuro del país “es una estrategia equivocada, un chantaje que los grupos de poder económico han planteado”, enfatiza. En pocas palabras: una falacia.

CENTRUM CATÓLICA PRESENTA OPCIONES DE DESARROLLO
El Centro de Negocios de la PUCP (Centrum Católica) presentó hace unos días un informe titulado “Planeamiento Estratégico de las 26 Regiones del Perú”, en el cual plantea propuestas para el desarrollo de todas las regiones del país proyectadas al año 2025.

Para el departamento de Apurímac, el informe señala que la actividad más importante en esa zona es la agricultura, sin embargo no hay políticas estatales para impulsar el desarrollo de este sector. La región cuenta con una vastedad de pisos ecológicos y una variedad de climas que ofrecen una rica biodiversidad. Apurímac debe aprovechar la tecnología para sacar ventaja de su potencial agroexportador.

En cuanto a la región Huancavelica, Centrum Católica considera que debe capitalizar sus fortalezas incursionando de manera sostenible en la industria de textiles de lana y alpaca, así como también la exportación de truchas, la producción de papas nativas y el turismo.

Cajamarca, por su parte, debe aprovechar sus recursos en la inversión en educación e infraestructura, asimismo generar un campo atractivo para el desarrollo de la industria acuícola y productos orgánicos.

Además, indica Centrum Católica, Cajamarca debe incentivar la exploración y explotación minera dentro de los marcos legales y medio ambientales, lo cual hasta el momento no se ha dado con eficiencia.


Laura Grados Lozano
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Loading...