Corrupción impune y generalizada

La periodista de investigación mexicana Anabel Hernández hizo un alto en su participación como expositora en la III Conferencia Anticorrupción Internacional organizada por la Contraloría General de la República, para hablar con LA PRIMERA sobre el proceso de corrupción que ha penetrado todas las esferas de la vida política y social de México. También se refiere a su más reciente libro “Los señores del Narco”, que investiga las redes de corrupción del “Chapo Guzmán” el más grande y poderoso narcotraficante de todos los tiempos.

| 18 noviembre 2012 12:11 AM | Diálogos de primera | 2.1k Lecturas
Corrupción impune y generalizada
La periodista Anabel Hernández se juega la vida al investigar al narcotráfico.
MÉXICO
2163

¿Cual es el nivel de corrupción que existe en las instituciones públicas de México?
—El proceso de degradación de las instituciones en México ha sido muy largo, aunque sus efectos más catastróficos se han visto internacionalmente en los últimos seis años. Ha sido un proceso paulatino que lamentablemente ha generado una corrupción endémica, muy profunda, yo diría que es prácticamente un modo de vida. En México hay un lema muy triste que reza: el que no transa no avanza y es una manera de vida, un pensamiento que asumen desde las clases más necesitadas hasta los grandes empresarios.

—¿En qué radica este proceso de degradación que ha penetrado a las instituciones mexicanas?
—El origen, la causa, el motivo principal del porqué los cárteles de la droga han podido apoderarse de México de una manera tan rápida es que no hay hombres ni mujeres de Estado que le hicieran frente a la corrupción generada por los cárteles de la droga. Llegaron con sus grandes portafolios repletos de millones de dólares y empezaron a sobornar a las instituciones mexicanas dejando hoy en día un gobierno bastante debilitado.

—A fin de año termina el gobierno de Felipe Calderón ¿Cómo deja a las instituciones públicas?
—El primero de diciembre termina su gestión y deja un país en llamas, termina dejando a un país con instituciones muy frágiles, instituciones que eran muy importante que estuvieran sólidas, por ejemplo, el ejército, la policía y el sistema judicial.

—¿Cómo combatir esta cultura de corrupción que se ha apoderado de México?
—Yo soy periodista de investigación y a lo que me dedico es a investigar estas redes de corrupción. No soy especialista en como combatir la corrupción, pero, sí puedo compartir lo que yo he visto en mis propias investigaciones y lo que señalan los propios expertos: que se requiere de un Estado firme y sólido en donde no haya impunidad ¿Qué es lo que ha provocado que haya cada vez más jóvenes dedicados al sicariato en México? ¿Qué es lo que ha provocado que cada vez haya más funcionarios corruptos que reciben sobornos en México? ¿Qué es lo que ha provocado que haya empresarios mexicanos que lavan millones y millones a los carteles de la droga?: la impunidad.

—No existen sanciones ejemplares para los funcionarios que han cometido graves delitos de corrupción…
—La ley está de adorno, no se aplica, no hay una sanción, no hay un escarmiento público del que la hace la paga, pareciera que no pasa nada y en este clima de impunidad gente que antes no delinquía dice: “no pierdo nada delinquiendo, porque, nadie termina en la prisión y voy a ganar mucho dinero”. Yo creo que en vez de andar persiguiendo a balazos a los narcotraficantes debiera primero castigarse desde adentro a los funcionarios corruptos, para que haya una ejemplo claro que se aplica la ley.

—Al parecer los gobiernos no han tenido la capacidad de imponer orden…
—No tienen la voluntad, porque un Estado siempre tiene la capacidad porque tienen la ley en la mano, porque tiene el ejercicio de la autoridad en su poder. Hay Estados que deciden ejercitar esa facultad que le dio el voto ciudadano para aplicar la ley y hay Estados que no lo hacen. El Estado mexicano no ha querido hacerlo. Tiene la capacidad tiene las herramientas judiciales y no lo hace por este gran manto de corrupción.

—¿Cuáles son las esferas de la sociedad mexicana penetradas por la corrupción?
—No hay una parte de la vida pública de México que no haya sido penetrada por el narcotráfico. Estoy hablando del gobierno federal, de los gobiernos municipales, de la clase empresarial, del mundo del espectáculo, de los gobiernos estatales, de los partidos políticos, del mundo de los deportes, de la iglesia. No hay un solo ente que no haya sido penetrado por el narcotráfico, entonces, todos se tapan entre sí y todos permiten que el Estado no aplique la ley.

—O sea que la corrupción y el narcotráfico son algo así como un Estado paralelo …
—Es correcto, es justamente eso, hay quienes lo llaman un narcoestado.


(a) Joaquín, El Chapo, Guzmán Loero, creció amparado por la corrupción. (b) La tolerancia de México hacia el narcotráfico le ha costado 70 mil muertos.

—Y ¿cuál es la actitud de la clase empresarial en relación a la corrupción?
—Lo que fue evolucionando en México es una paulatina degradación de los funcionarios públicos. Primero comenzaron cometiendo actos de corrupción “tradicionales”, por decirlos de alguna manera, es decir, recibiendo sobornos de empresarios; si quieres este contrato págame el 10% y yo te doy el contrato. ¿No quieres pagar impuestos? danos sobornos y no pagues impuestos. Esa es corrupción administrativa, la tradicional, la del enriquecimiento ilícito, del desvío de recursos públicos; pero de esa corrupción tradicional a la otra, a la corrupción de ligarse al crimen organizado, hay solo un paso y eso es lo que ha ocurrido en México.

—Ellos son los principales interesados para tener todo el aparato estatal de su parte…
—Lo que yo pude descubrir a lo largo de siete años y que publiqué en mi libro los “Señores del Narco” en el año 2010 –y que me valió amenazas de muerte y atentados contra mi familia- es que en este proceso de descomposición y colusión entre el gobierno y los cárteles de la droga un factor muy importante son los hombres de negocios y está probado incluso internacionalmente. Los cárteles de la droga necesitan negocios legales para lavar su dinero y para limpiarlo a través del sistema financiero internacional y nacional y después les regresé ese dinero de manera limpia necesitan a los grandes empresarios. Los grandes cárteles de la droga necesitan a los grandes empresarios que pueden mover millones de dólares en un día de un lado para otro sin llamar mucho la atención.

—¿La policía no tiene mucha capacidad para resolver estos conflictos?
—La policía tiene capacidad, pero lo que también tiene es una gran penetración del crimen organizado. En México el comandante en jefe de la policía federal, que era el responsable de los operativos contra el narcotráfico en todo el país y hoy está en prisión porque estaba en la nomina de los cárteles de la droga.

—¿Qué cantidad de policías han sido sancionados por haber estado coludidos con los cárteles de la droga en México?
—Yo he tenido acceso a un montón de documentos judiciales de la propia Procuraduría General de la República donde hay centenas de nombres de funcionarios públicos. La gran mayoría son policías y militares de alto nivel que están coludidos con el narcotráfico y la mayoría de ellos están libres y no en prisión. En prisión solo están los que apoyaban y protegían a un cártel que no es el cártel protegido por el gobierno de México.

—¿Qué aporte cree que nos puede dejar esta Conferencia Anticorrupción Internacional para luchar contra este flagelo?
—Yo creo que es importante que las sociedades latinoamericanas tomemos con más seriedad todas las implicancias de la corrupción. Realmente hay muy poca conciencia de la implicancias de la corrupción y creo que este tipo de conferencias ayuda a entender que la corrupción no solo es me robo un lápiz y no pasa nada. La corrupción genera procesos de descomposición tan brutales como el que ha ocurrido en México que puede llevar a un país en seis años a la ejecución de 70 mil personas, a la desaparición de más de 20 mil y al desplazamiento de más de 200 mil personas que han tenido que salir de distintos lugares huyendo de la violencia. La corrupción también mata personas y me parece que este tipo de eventos ayuda a concientizar lo grave que es el fenómeno de la corrupción y el papel que tenemos que jugar para evitar que esta crezca.



EL LIBRO DE ANABEL
Los Señores del Narco
“Los Señores del Narco” relata la historia de un niño –Joaquín Guzmán Loero alias el “Chapo Guzmán”,- que hace 40 años se dedicaba a la siembra de marihuana y amapola en un pequeño rancho de Sinaloa y que llegó a convertirse en el más grande narcotraficante de todos los tiempos. Según la agencia estadounidense antidrogas (DEA) el Chapo Guzmán es considerado más poderoso que el colombiano Pablo Escobar Gaviria y que la mafia rusa, italiana y japonesa.

El libro de Anabel Hernández -cuya investigación tomó más de siete años- relata como es que una red de corrupción tejida desde el interior de las instituciones públicas propició que el niño se convirtiera en un gran narcotraficante protegido de hombres, mujeres y empresarios a lo largo de muchas décadas de gobierno.


Ramiro Ángulo M.
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.04456710815