Ya se hizo costumbre

Fue muy parecido al duelo de hace casi un año. Un zaguero lesionado en los primeros minutos y un equipo santo que no era el gran dominador del encuentro. Tanta similitud hizo que el resultado no variara. Aunque esta vez sólo cambió un actor, porque el otro siguió con el sano hábito de hacerle goles a River Plate. José Díaz abrió la cuenta para San Martín a los 37 minutos y luego Ludueña aumentó a los 55’. Falcao García descontó para los visitantes a los 68’.

| 06 marzo 2009 12:03 AM | Deportes | 359 Lecturas
Ya se hizo costumbre
Arriba: Ludueña desató la euforia con un golazo, a la izquierda Díaz es “saludado” por Arzuaga tras anotar de penal.
Universidad San Martín volvió a ganarle a River Plate. Esta vez fue 2-1 con goles de Díaz y Ludueña.

Más datos

ALINEACIONES

Universidad San Martín:
Butrón, Huamán, Balbín (Ballón), Ramos, Guizasola; Fernández, Hinostroza (Carrillo), García (Quinteros); Díaz, Ludeña, Arzuaga. 

River Plate: Barbosa; Gerlo (Bou), Cabral, Sánchez, Archubi; Galmarini, Ahumada, Domingo (Gallardo), Sambueza (Barrado); Rosales, Falcao García
359

Donde no hubo similitud fue en el equipo que dirige Víctor Rivera. Esta versión del equipo santo no es tan equilibrada como la del año pasado. Su defensa pasó muchos apuros a pesar que Cristian Ramos jugó un partido aceptable. Tanto así que un periodista argentino le pidió su camiseta al término del encuentro.

Y es que ahora la gran diferencia la marcan los de arriba. Ludueña y Arzuaga ¡Qué jugadores para aguantar y complicar a las defensas rivales! Acompañados del Pepe Díaz se las ingeniaron para organizar los escasos ataques santos.

El primero hizo un trabajo de desgaste mayor, pues retrocedía para tapar la salida de Gerlo. El segundo terminó exhausto porque en los minutos finales batalló solo contra la zaga millonaria. Es que los peruanos estaban replegados y sólo atinaban a lanzar pelotazos al campo rival.

Díaz hizo un trabajo más moderado. Lo único criticable sería el poco cuidado de balón que tuvo en los últimos minutos. Quien cuidó el esférico como oro fue Ludueña, jalaba la marca rival y siempre ganaba un tiro libre o un saque de costado.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD