Y volver, volver

El empuje de todo el pueblo chalaco fue vital para que esa pelota entrara al arco de Cobresol. El regreso a Primera División fue para Sport Boys una agonía que sólo terminó con el pitazo final de Víctor Hugo Carrillo. A los rosados les voltearon el partido y ellos volvieron a hacerlo suyo para que el marcador final sea 3-2.

| 18 octubre 2009 12:10 AM | Deportes | 493 Lecturas
Y volver, volver
Sport Boys regresó a Primera División luego de ganarle a Cobresol en un emocionante partido

Más datos

ADIOS ECHA MUNI

Deportivo Municipal cayó 1-0 ante Torino en Talara y el próximo año jugará la etapa regional de la Copa Perú. Los hinchas reclamaron a la ex directiva de Carlos Silvestre, quien usó el club para entrar a la FPF.
493

Waldir fue el salvador porteño. El jugador más tranquilo y con más experiencia para pararse frente al balón en los dos penales que tuvo el equipo campeón de Segunda División. El primero se lo hicieron a él y significó la ventaja transitoria.

Sin embargo, la defensa rosada sucumbió ante la velocidad moqueguana. Pajuelo y su experiencia no se dieron abasto para contener los embates de Manchego y compañía. Cada vez que Cobresol atacaba cogía mal parada a la zaga local y fue en una de esas que Vildoso empató.

El partido se hizo más cuesta arriba para Boys cuando Ricky Pérez salió lesionado. Ingresó Curiel, pero lo más trascendente que hizo fue hacerse expulsar de una manera tonta. La noche chalaca se volvió más oscura y fría con el gol de Cassella a los 70’.

Repunte chalaco
Pero ay de aquellos hinchas rosados que se fueron del estadio en ese momento. Cómo habrán sufrido al enterarse del resultado final. Lo mismo sufrieron los que se quedaron, aunque para ellos sí hubo recompensa.

Otro penal para Sport Boys y otra vez Wally frente al balón. Sereno, sabiendo que convertiría el gol. La esperanza renació en el estadio a los 76’. El rostro cambió. La adrenalina se apoderó de los cuerpos chalacos, mientras el temor lo hizo de los moqueguanos. Gran diferencia. La primera víctima fue Ramón Rodríguez, quien se fue a las duchas por una falta contra un rosado.

La única forma para que Boys remontara era tras una pelota parada o por un rebote. Así fue. El balón le quedó servido a Carlos Elías. Ubicó el arco, cerró los ojos y remató poniendo toda la fe del mundo. Gol del Boys a los 85’. Lágrimas entre la gente.

“Acábalo, acábalo”, pedía el estadio casi al unísono. Carrillo los escuchó e hizo realidad el regreso de Boys a Primera.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD