Y se hizo la luz

Esta vez no hubo apagón: ni en la cancha, ni en los jugadores. Los de Universitario estuvieron iluminados y pasaron por encima a San Lorenzo durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Del pie derecho de Solano nació la jugada para el gol y fue ese mismo pie el que desató el júbilo merengue a los 20’.

| 20 febrero 2009 12:02 AM | Deportes | 420 Lecturas
Y se hizo la luz
Con un gran primer tiempo, Universitario venció 1-0 a San Lorenzo y sigue con vida en la Copa Libertadores.
420

El “Maestrito” lanzó un magnífico pase para Ronaille Calheira, quien gracias a su velocidad le sacó un metro de ventaja al argentino Botinelli. Éste no tuvo más remedio que jalar al brasileño dentro del área y ya todo estaba consumado. Penal a favor de los cremas y San Lorenzo perdía un jugador por expulsión. Esto sólo acrecentó el dominio que ya ejercía Universitario, cuyo vértigo sorprendió a los “Cuervos” y las bandas se tiñeron de merengue. Miguel Torres por derecha y Rodolfo Espinoza por izquierda tuvieron a mal traer a sus marcadores. Quien más sufrió fue Aureliano Torres, pues poco pudo hacer ante el despliegue del primero.

Ellos, junto con Alva y Calheira, eran quienes más marcaban en el equipo. Nominalmente la responsabilidad caía en Solano y en Rainer Torres; pero ambos casi siempre pasaban al ataque. Ése fue uno de los problemas estudiantiles. El desgaste de sus hombres de ataque era mucho y no podían aguantarlo durante todo el partido.

Para el segundo tiempo, la última línea merengue soportó el peso del encuentro. A Universitario le faltó resto físico y perdió marca en el mediocampo. Felizmente, Galván y Galliquio tuvieron un buen partido. Incluso, este último se dio el lujo de salir con balón dominado en más de una oportunidad. San Lorenzo tuvo mayor dominio de balón y Santiago Solari se convirtió en el gaucho más desequilibrante. El ex jugador de Real Madrid tuvo momentos brillantes, pero no fue complementado ni por Barrientos ni por Bergessio.

Reynoso corrigió su error
Con este panorama, el técnico merengue debía hacer cambios urgentes y así lo entendió. Pero falló en el primero. Metió a Perillo en lugar de Espinoza. Alva pasó a jugar de mediocampista por izquierda, pero el problema no estaba resuelto. Universitario seguía sin recuperar balones y los argentinos estaban cerca del empate.

El segundo cambio tuvo más concordancia, pues ingresó Johan Vásquez en lugar de Alva. Pero con el tercero vino lo mejor de la noche. Reynoso se dio cuenta que Perillo no encajaba en el encuentro y los sacó para permitir el ingreso de Novoa. No cabe duda que todos estuvieron iluminados en esta noche de copa.

Erick Garay Alberto
Redacción

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD