“Viví un martirio”

Con cada paso que dio, una lágrima soltó. Una lesión en la rodilla le impidió seguir demostrando lo que hasta el momento había hecho: ser el hombre más desequilibrante de Sport Boys en su partido más importante del año. Ricardo Pérez dejó el partido ante Cobresol en medio de lágrimas cargadas de impotencia.

| 19 octubre 2009 12:10 AM | Deportes | 401 Lecturas
Ricky Pérez cuenta cómo vivió el partido ante Cobresol, luego de su salida del campo de juego por lesión.

Más datos

“Es una pena lo que pasó con ellos. Tengo muchos amigos ahí y también parte de mi carrera. Lo ocurrido es responsabilidad de los dirigentes”, comentó Pérez en relación al descenso de Deportivo Municipal.
401

Un día después, descansando luego de las merecidas celebraciones, LA PRIMERA buscó al delantero porteño y éste nos contó lo que vivió desde el banco. “Para mí fue un martirio ver el partido desde afuera, pero me di cuenta que si me quedaba no iba a dar el ciento por cien de mÑ Al final, los muchachos demostraron que somos un grupo de guerreros y que la ausencia de uno se puede suplir”, empieza.

¿Esperaron un partido tan cerrado de parte de Cobresol?
No es por nada, pero si yo seguía jugando les hacíamos dos o tres goles más. En los primeros 30 minutos los atacamos y los tuvimos en su arco, luego ellos se acomodaron mejor en el campo. Mis compañeros me dieron tranquilidad en el camerino y me dijeron que sintieron mi salida.

¿Sentiste algo parecido a lo que viviste con el ascenso de Municipal?
No esperé ver tanta gente feliz por las calles al momento de salir del estadio. Se siente diferente por la hinchada. Además, con Municipal ya teníamos asegurada la punta dos fechas antes de que termine el torneo y no fue mucha gente al partido final. En cambio con Boys fue más emocionante porque todo se definió a estadio lleno.

¿Te quedas en Boys para el próximo año?
Mi contrato era por todo este torneo, pero ya me han hablado para renovar y yo quiero quedarme. En las próximas dos semanas los dirigentes empezarán con el tema de las renovaciones y conformación del equipo. Debo reconocer que por todas las cosas que había escuchado de Boys, no pensé encontrarme con gente tan dedicada a la institución.

Por lo vivido este año en Melgar, ¿tomas esto como una revancha?
Para nada. Lo que pasó en Melgar fue un problema con el entrenador (Claudio Techera). No me peleé con los dirigentes, ni con la gente. Ellos me trataron muy bien. Ferrari siempre me llamaba para saber cómo estaba. Luego los dirigentes se dieron cuenta del tipo de persona que tenían como técnico, se dieron cuenta que les vendía humo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD