Sueños robados

Mastica rabia. Miguel Sarria terminó molesto con el árbitro de la pelea por el máximo cinturón del Consejo Mundial de Kickboxing, en la que se enfrentó al mexicano Paul Curiel en el Distrito Federal del país azteca.

| 30 abril 2012 12:04 AM | Deportes | 686 Lecturas
Sueños robados
SARRIA ACUSA AL ÁRBITRO
686

El peruano, luego de cinco rounds a todo dar, cayó por decisión dividida porque los puntajes de los jueces: 49-48, 49-48, 48-49 favorecieron al peleador local. Luego, y un poco más calmado, Sarria explicó lo sucedido a través de su cuenta de Facebook:

“Quienes me conocen saben que yo dejé todo por ir detrás de un sueño y ahora, pues con el solo hecho de pelar un título mundial, ya lo logré. Aunque me dolió perder así; y mucho, ahora, luego de pensar, pues siento que ya no importa tanto ser el ganador. Si mi pueblo me vio ganar, eso me basta. Mejor que tener un cinturón en una pelea tan mal arbitrada es ser el campeón del pueblo, de mi pueblo. Gracias a todos y créanme que yo no tiro la toalla”.

Nuestro compatriota tendrá revancha y será en agosto, pues el mexicano vendrá a Lima para pelear.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario