“Sólo quiero besar a mi madre”

El nadador estadounidense Michael Phelps confesó tras ganar su octavo oro olímpico en los Juegos de Pekín que su mayor deseo era dar un fuerte abrazo a su madre, que ha estado alentándole en las gradas del 'Cubo de Agua' durante estos días.

Por Diario La Primera | 18 ago 2008 |    
El norteamericano cumplió un sueño por su madre.
Fenómeno de la natación Michael Phelps piensa en retiro.

"Lo primero que me gustaría hacer es simplemente abrazar a mi mamá. Literalmente la he visto cerca de 30 segundos en todo este tiempo", sostuvo Phelps, cuya emocionada madre Debbie estuvo firme en la tribuna durante esta semana, mientras él se colgaba las medallas.

“Una de las cosas que realmente deseo hacer es tirarme en mi cama durante cinco minutos y simplemente relajarme", confesó el nadador de Baltimore, después que Estados Unidos triunfara el domingo en la competencia masculina de relevos 4x100 estilos, con lo que cumplió su sueño de un octavo oro.

Con su medalla alrededor del cuello, Phelps trepó tras su final a la grada pasando por encima de los fotógrafos en la tribuna de prensa y así pudo alcanzar y besar a su madre y hermanas en las gradas superiores.

Lágrimas
“Ella simplemente dijo felicidades. Y entonces comenzó a llorar, y yo comencé a llorar y entonces mi hermana comenzó a llorar. Realmente no hemos pasado demasiado tiempo juntos", relató.

Los emocionantes nueve días del nadador de 23 años en el “Cubo de Agua” le han otorgado una prima de un millón de dólares por parte de los patrocinadores y un lugar en el panteón de los grandes deportistas de todos los tiempos.

Pero el nadador, cuyos padres se separaron cuando él era muy pequeño, admitió que es todavía un niño. Así, después de tomarse unas vacaciones con sus amigos, Debbie desea que se ponga a trabajar y que compita en el Mundial de 2009 en Roma.

"Mi madre me dijo que mejor que me una al equipo porque ella quiere ir a Roma. Por lo que ahora tengo la presión de mi madre", sostuvo.

Por otra parte, confesó que estaba contento de que le hubiesen realizado alrededor de 40 controles antidopaje antes y durante los Juegos de Pekín.

Aparte de sus emotivos ocho momentos en el podio, dijo que algunos de sus mejores recuerdos de los Juegos serán el tiempo que pasó detrás de escena, charlando y jugando juegos de mesa con sus compañeros.

"Fuera de la piscina, en la piscina, en el podio, tendré toneladas de recuerdos de esto. Estoy agradecido que todo salido casi perfecto", concluyó.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.