Solís en la punta

Si dos “cabezazos” en el área terminan en gol, entonces cuatro deberían asegurar aún más el resultado final. Eso ocurrió en el duelo entre Alianza Lima y Juan Aurich. Un centro de Montaño fue cabeceado cuatro veces dentro del área chiclayana y siempre por jugadores aliancistas. Fleitas, Velásquez, otra vez Fleitas y finalmente Solís fue la fórmula íntima para abrir el marcador a los seis minutos de este partido.

| 28 setiembre 2009 12:09 AM | Deportes | 433 Lecturas
Solís en la punta
Aliancistas corren a celebrar con Solís el gol de la victoria.
Alianza Lima se convirtió en el único líder de la liguilla A tras derrotar 1-0 a Juan Aurich.

Más datos

El paraguayo Roberto Ovelar fue operado de una infección hemorroidal y el médico le recomendó 21 días de descanso absoluto. En Alianza Lima están preocupados porque el delantero contrajo la infección en la misma villa íntima.
433

Aquella no fue la única jugada de peligro que nació de los pies de Montaño, pero sí fue la única en la que los defensores de Aurich mostraron excesiva pasividad. En las demás ocasiones de gol para Alianza, la clase del colombiano se impuso a la marca de sus rivales. Sin embargo, dicha clase fue contrastada duramente con la del argentino Claudio Velásquez.

El partido tuvo un inicio vertiginoso, sobre todo por los excesivos reclamos de ambos equipos. El árbitro Víctor Hugo Carrillo quiso acabar rápidamente con el juego brusco y sacó tarjetas amarillas por doquier. El resultado no fue el esperado, pues sólo logró exasperar aún más a los jugadores; mayormente de Juan Aurich.

Es que a los 26’ le sacó tarjeta roja directa a Mario Gómez, cuando minutos antes había dejado sin sanción a Carlos Solís tras una dura falta a Chará. La expulsión de “Machito” fue justificada, pero no se midió con la misma vara al aliancista.

El partido se hizo más trabado y las fricciones aumentaron. Sergio Ibarra se concentró en reclamar y no en anotar, mientras que Alianza no aprovechó la superioridad numérica y no aseguró el resultado.

Esto trajo consecuencias cuando el paraguayo González vio la roja a los 70’. Aurich tomó el control del partido y tuvo a Alianza bajo su arco. Pero ni siquiera Martín Arzuaga pudo empatar la cuenta.

El pitazo final fue celebrado en Matute. Los hinchas no se movían de sus asientos porque el equipo blanquiazul tomó la punta. Depende de ellos mantenerla.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario