Se ponen a la altura

Cientos de niños de Puno conocieron, por primera vez, las reglas de juego y técnicas del vóley, atletismo y básquet a cargo de Lucha Fuentes y Ricardo Duarte.

Por Diario La Primera | 15 set 2012 |    
Se ponen a la altura

¿Cuántos de estos niños pudieron ser hoy convocados por Markarián para el próximo encuentro ante Bolivia en La Paz, de no ser porque apenas empiezan a caminar, tienen que trabajar? O ¿cuántos más, pudieron representarnos en Los Juegos Olímpicos de Londres, como lo hizo la atleta Vilma Arizapana (de Puno), Inés Melchor (Huancavelica) o Gladys Tejeda (Huancayo)? Esas preguntas saltaron a nuestra mente apenas vimos correr, con pelota en mano, a más de 300 niños entre 9 y 14 años, en el distrito de Ácora, en Puno.

Pero esas mismas preguntas, se las hizo antes Fundación Telefónica que, en busca de una respuesta, envió por primera vez a Puno a un grupo de técnicos deportivos con la supervisión de la reconocida exvoleibolista Lucha Fuentes y el conocido exbasquetbolista Ricardo Duarte, con el fin de fomentar en los niños de Ácora, la pasión por el deporte con reglas y técnicas precisas para la práctica. El reto fue difícil teniendo en cuenta que en Puno el 70% de menores de 6 a 17 años de edad trabajan en la agricultura, ganadería, manufactura y turismo. Sin embargo, la respuesta fue positiva. “Trabajar con niños de extrema pobreza, me da más ganas de venir y ayudar para que estos niños puedan surgir, estudiar y hacer deporte. Los padres deben entender eso.

“El proyecto me llena” señaló Lucha Fuentes, mientras organiza un grupo de más de cien niñas para enseñarles a bolear, armar y matar la pelota en la net como lo hacía ella en sus mejores tiempos. Ricardo Duarte, destacado basquetbolista peruano de los 70´, tampoco se queda atrás. “Solo queremos que a estos niños les nazca esa pasión por el deporte y no lo dejen jamás. Eso les servirá en su formación como personas”.

Dejan legado
El proyecto de Fundación Telefónica, no fue solo cuestión de días. Tenía que ser sostenible. Fue por eso que junto a los padres de familia, el alcalde de Ácora, Gerónimo Cutipa y la ONG Red Titikaka, entregaron al centro educativo Aymara una losa multideportiva (fútbol, voleibol y basquetbol). Asimismo, organizó a un grupo de jóvenes voluntarios de Lima para que implementen e inauguren el comedor del colegio. Ahora, 156 alumnos de secundaria contarán con un mejor ambiente para disfrutar de sus alimentos.

“Nos llena de satisfacción desarrollar programas permanentes enfocados en la educación y la erradicación del trabajo infantil. Estamos convencidos de que actividades como este festival deportivo contribuyen a promover los derechos de los niños y a brindarles oportunidades para que tengan una mejor calidad de vida”, explicó Lillian Moore, gerente de proyectos sociales.

Con esta nueva incursión, en lugares como Puno, donde por la altura podemos explotar el potencial de nuestra niñez en el deporte, debemos preguntarnos ahora ¿en qué lugares más de nuestro país se necesita que la niñez, al menos, conozca cómo se juega un deporte? Y debemos añadir ¿quiénes más están dispuestos a ayudar?


Danny Antara
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.