Richard, el montañista hidalgo

Richard Hidalgo habla de la muerte, el miedo, la represión de los sentimientos y el máximo peligro con tanta naturalidad que es fácil entender desde el principio de la conversación, que ha estado muy cerca de todas esas sensaciones. Mañana inicia una nueva aventura: escalar el Everest, la montaña más alta del mundo con 8848 msnm.

Por Diario La Primera | 01 abr 2013 |    
Richard, el montañista hidalgo
Peruano Richard Hidalgo iniciará mañana su ascenso al monte Everest. Lo hará sin oxígeno por ética e hidalguía.

Más datos

RUMBO A LAS 14

Richard quiere completar su objetivo: escalar las 14 montañas que tienen más de ocho mil metros de altura. Los montañistas las conocen como “las 8 mil” y hasta la fecha nuestro compatriota ha conquistado cuatro: Shisha Pangma (8027), Cho Oyu (8201), Manaslu (8156) y Annapurna (8091).

El peruano lo hará sin oxígeno artificial “por una cuestión de ética. Con eso se te facilita todo. Cuanto menos recursos uses mejor, si te consideras un montañista a carta cabal”.

- ¿Qué cosas de ti ha cambiado el montañismo?
- Me enseñó ser más humilde, a saber que aquí estamos de paso, que la vida es una sola y hay que vivirla. No hacerlo como dice la gente: “Intensamente”, sino disfrutarla y creo que estoy haciendo eso, disfrutar la vida, cumplir con mis sueños y si eso es bueno para el Perú, bienvenido sea.

- ¿Aún existe el miedo en cada ascenso o la experiencia lo ha hecho desaparecer?
- Siempre ha habido miedo y siempre debe haber miedo porque te permite regular cuánto más puedes seguir y eso es importante. Si no tienes miedo eres un loquito temerario y te mandas sin medirte.

Me habla de “la muerte dulce” que es “el momento en el que ya no sientes nada. Te echas a descansar y te quedas ahí. No te levantas más”. La experiencia de ver la muerte al frente nuestro es bastante intensa, pero a más de ocho mil metros de altura se siente diferente.

- ¿Cómo logras reprimir los sentimientos en ese momento?
- Tienes mucha tensión, hay poco oxígeno y eso no te permite pensar como al nivel del mar. Entonces tu raciocinio se va acortando. Yo tengo claro que debo reprimir, no es intencional, simplemente se da y ya lo sabes de antemano. Aquí ves a una persona que se está muriendo, te exaltas y dices: “Uy, pobrecito”. Pero allá arriba no y no porque seas así, sino porque te vas transformando y más porque si alguien va a un 8 mil es bajo su responsabilidad. No estás yendo al cerro San Cristóbal, es decisión de la propia persona.

- ¿Ni siquiera te emocionas cuando llegas a la cima?
- No, porque cuando estoy en la cumbre solo siento cansancio. Reprimo mis emociones porque incluso llorar te deshidrata. Además, debo ahorrar energías porque aún me falta el descenso.

- ¿Te han pedido alguna vez, por miedo a que te pase algo, que ya no escales más?
- Nadie te puede decir nada, cada uno es libre de sus opciones. Por eso debes tener claro qué es lo que quieres hacer y cómo te sientes físicamente. A mí nadie me ha dicho nada, yo creo que las decisiones son de uno mismo. Tengo más de veinte años haciendo montañismo y cada vez que hablo lo hago de forma natural, sin exagerar. Me doy cuenta que la gente se sorprende y se siente muy contenta, orgullosa de lo que vengo haciendo. Saben que es muy complicado. Es un deporte que no tiene mucho apoyo, soy el primer montañista que está haciendo esto y ha sido bien complicado para mí abrirme puertas y conseguir suficientes auspiciadores. Felizmente cada vez hay más respaldo y creen en el proyecto.

- ¿Cómo se vuelve a empezar luego de no llegar a una cima?
- Tomándolo como un aprendizaje. He tenido algunos rebotes en algunas montañas donde no he podido hacer cumbre y creo que eso es bueno porque no son fracasos, sino que aprendes y para un ‘ocho mil’ es necesario aprender siempre.

- ¿Qué es lo más complicado de la etapa de entrenamiento?
- El entrenamiento no es difícil. La parte más complicada es buscar el auspicio porque si no tengo el dinero no puedo llegar ni a la esquina. Por eso agradezco a Interbank, Sodimac, The North Face, Lenovo, Tesacom, Herbalife, Antamina, entre otros.


Erick Garay Alberto
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.