Quedaron a mano

En los 90 minutos fue Sporting Cristal el que creó mayores situaciones de gol, principalmente a través de jugadas de táctica fija (tiro libre, tiro de esquina y demás). Alianza Lima solo creó una en el primer tiempo y otra en el segundo, la efectividad fue su mayor virtud porque en esta última ocasión anotaron el primer gol de la noche.

| 03 mayo 2012 12:05 AM | Deportes | 600 Lecturas
Quedaron a mano
Alianza le ganaba a Sporting Cristal, pero un golazo de Carlos Lobatón sentenció el empate 1-1 en el Estadio Nacional

Más datos

ALINEACIONES

S. Cristal (1-4-2-3-1):
Delgado; Advíncula, Ayr, Álvarez, W. Vílchez (Shoro); O. Vílchez, Lobatón (Valverde); Cazulo, Sheput (Mariño), Yotún; Ávila.

A. Lima (1-4-2-3-1): Libman; Carmona, Ascues, Ibáñez, Rabanal; González, Albarracín; Meneses (Neyra), Quinteros (Arroé), Bazán; Fernández (Charquero)

600

El equipo de Soto gestó su anotación a través de un contraataque, iniciado por la izquierda con Bazán, continuado por la derecha con Meneses y finalizado por el medio con el gol de José Carlos Fernández a los 46 minutos.

El gol agarró frío a los celestes porque recién salían del camerino luego del descanso y los mantuvo así hasta el replanteo del técnico Roberto Mosquera. Pero para que Sporting Cristal despertara tuvo que pasar un buen tiempo, que incluso pudo significar el aumento de la ventaja por parte de los aliancistas.

Cuando su equipo no mostraba reacción, Mosquera llamó a Mariño y lo hizo entrar por Sheput. Lo sorpresivo del cambio fue lo que vino con él: Ávila, que jugaba como único delantero, retrocedió para jugar de mediapunta (posición en la que estaba jugando Sheput), Mariño fue a jugar como mediocampista por derecha y Cazulo, que jugaba en esta posición, pasó a ser el único delantero del equipo.

Esta disposición de Mosquera duró como máximo quince minutos, tiempo en el que no solucionó su principal problema: la elaboración de jugadas. Fue entonces que llegó el segundo cambio: Shoro por Wálter Vílchez. El recién ingresado formó dupla de atacantes con Ávila, mientras que Lobatón, Cazulo, Óscar Vílchez y Mariño (de derecha a izquierda) formaron la línea de cuatro mediocampistas. Yotún dejó su posición en el mediocampo izquierdo para ocupar el de lateral por ese mismo sector, donde jugaba W. Vílchez. Así despertó Cristal. Las ideas y el juego vertical fueron fortalecidas con el replanteo de Mosquera, algo que no ocurrió en Alianza Lima porque los cambios de José Soto fueron simplemente para refrescar sus líneas. Los ingresos de Arroé, Charquero y Neyra no significaron solución de las falencias y mucho menos fortalecimiento de las pocas virtudes que hasta el momento habían mostrado los aliancistas.

La conclusión fue evidente: ataque de Sporting Cristal iniciado por Mariño y con toda la cabeza fría y sapiencia, Carlos Lobatón se sacó la marca de los rivales dentro del área y remató a un costado del arco defendido por Salomón Libman.


Erick Garay Alberto
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD