Que no sea ilusión

Esta vez sí le alcanzó. Alianza Lima sólo necesitó ser un equipo equilibrado para que los goles cayeran por peso propio. Ante Sport Boys, los íntimos hicieron lo justo y ganaron 2-0 con goles de Jhonnier Montaño. El colombiano elevó su rendimiento y fue el artífice de la celebración en el estadio Alejandro Villanueva.

Por Diario La Primera | 21 ago 2008 |    
Que no sea ilusión
Por fin Alianza ganó en su estadio.
Alianza Lima derrotó 2-0 a Sport Boys con goles de Montaño y jugadores esperan mantener la regularidad.

El duelo comenzó con mucho vértigo. Cada pelota dividida era peleada con mucha fuerza, pero sin mala intención. Los chalacos eran los más impetuosos y ganaban el duelo en los primeros minutos. Sin embargo, los jugadores técnicos inclinaron la balanza a favor del equipo dirigido por Richard Páez.

De esa forma vino el primer gol de la noche. En una excelente jugada, el hijo del técnico aliancista se sacó la marca de tres rivales y luego dejó solo a Montaño. El colombiano controló y con el borde externo del pie izquierdo la mandó al fondo del arco defendido por Sotillo.

Esta vez la línea defensiva no pasó tantos apuros. La incursión del paraguayo Diego Martínez le dio mayor solvencia y seguridad al sistema defensivo. En cada duelo individual ante La Torre, el guaraní quedó bien parado. Su desempeño contagió a Ernesto Arakaki y al debutante Aldo Corzo, pero fue expulsado casi al final.

Así, los porteños poco podían hacer para conseguir el empate. Intentaron aprovechar el relajo con el que salió Alianza para el segundo tiempo, pero no obtuvieron resultados. Entonces, Montaño cerró su noche con broche. Ejecutó un tiro libre como no lo hacía hace mucho tiempo. El arquero rosado nada pudo hacer para desviar el esférico.

Alianza jugó bien, pero el rival no lo exigió. Al menos el triunfo sirvió para dejar la zona de descenso.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.