Puro coraje

Las primeras jugadas no se parecieron en nada a las últimas. Si las cosas en el Callao empezaron lentas e imprecisas, terminaron al rojo vivo y poniendo de pie a los asistentes al estadio Miguel Grau. Rosados y merengues no regalaron mucho fútbol, pero sí emociones que fueron malentendidas por el árbitro Henry Gambetta.

| 08 abril 2012 12:04 AM | Deportes | 650 Lecturas
Puro coraje
Universitario y Sport Boys empataron 1-1 en partido que terminó con diez hombres por bando.

Más datos

ALINEACIONES

Sport Boys: (1-4-4-2): Morales; Huamán, Salazar (Arismendi), Honores, Yglesias, Tejada, Lizarbe, Nakaya, Ruiz (Caldas); Orejuela (Silva) y Rossel

Universitario: (1-4-2-3-1): Llontop; Chávez, Duarte, Galliquio, Ampuero (Saco Vértiz); R. Torres, Gonzales; Flores (M. Torres), Calcaterra, Polo; Ximénez


En el último partido de ayer, José Gálvez igualó 1-1 con Universidad San Martín en Chimbote. Gianfranco Espinoza adelantó para los santos y Hoyos igualó la cuenta para los locales luego de una buena jugada del “Torito” Arzuaga.
650

El árbitro exageró cuando Rossel encaró a Duarte. El primero le dijo cosas que suelen decirse en un campo de fútbol y el merengue nunca respondió. Aún así ambos vieron la tarjeta roja a poco de concluir el partido. Inexplicable.

Dio la impresión que el árbitro quiso cortar rápido con las jugadas fuertes y que por eso amonestó al crema Chávez apenas en la primera jugada. Fue un presagio de su mala labor en tierras porteñas. No obstante, aquella acción dio un presagio de lo que iba a ser el duelo.

Es que los chalacos salieron con la intención de achicar espacios y presionar. No dejaron que los de Universitario manejaran el balón con comodidad y muchas veces provocaron errores de los defensores merengues, los cuales no pudieron aprovechar para anotar.

Calcaterra se dejó absorber por la presión rosada y no terminó de hacer un buen partido, así Ximénez estuvo muy solo en la delantera esperando algún balón para llevar peligro al arco local. La primera emoción de la noche chalaca llegó con el penal. Yglesias se paró frente al balón y Llontop, uno de los mejores del partido, atajó la pelota.

En ese momento el partido cambió de rumbo, tornándose intenso. El segundo tiempo tuvo mucho de esto y en su única jugada de trascendencia, Calcaterra remató y el arquero Morales dio rebote. Flores tomó el balón y se lo pasó a Ximénez, quien solo la añadió para sentenciar la ventaja merengue a los 49 minutos.

Techera colaboró con el partido y ni bien se vio en desventaja metió a Caldas para formar un tridente ofensivo junto a Orejuela y Rossel. Los rosados estaban decididos a empatar y fue este último quien en espectacular jugada (escapó de la marca de varios rivales) hizo pasar el balón por entre las piernas de Llontop y emparejó la cuenta a los 73’.

La osadía rosada llegó a su climax cuando Techera sacó a Salazar para meter a Arismendi, defensor por mediocampista. Boys estaba decidido a todo, pero llegaron las expulsiones. El partido se hizo aún más abierto y ya ninguno de los equipos recuperaba balones. Era un ataque para cada uno y en todos hubo sensaciones de gol. El pitazo final le dio tranquilidad al corazón.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD