Planificación y victoria

Controló la táctica y no se preocupó de la técnica. Sporting Cristal dio un gran paso para la obtención de su título nacional número 16. Los rimenses vencieron 1-0 a Real Garcilaso en el Cusco y solo empatando en Lima la próxima semana serán campeones. El único tanto del partido lo anotó Junior Ross. Sobre el final incluso los visitantes bien pudieron anotar un segundo tanto.

| 03 diciembre 2012 12:12 AM | Deportes | 924 Lecturas
Planificación y victoria
Sporting Cristal controló al Real Garcilaso en el Cusco y le ganó 1-0. Mosquera se desvaneció por la emoción.

Más datos

ALINEACIONES

Garcilaso:
Carranza, Herrera (Granda), Huerta, Alloco, Santillán, Lalo Uribe, Flores (R. Uribe), Edson Uribe (Vildoso), Fabio Ramos, Rodríguez , Pando

Cristal: Delgado, Ayr, Marcos, Delgado, Vílchez, Advíncula, Yotún (Álvarez), Cazulo, Lobatón (O. Vílchez), Ross, Ávila, Rengifo (Mariño)
924

Roberto Mosquera, además de enviar a la mayoría de su plantel al Cusco para aclimatarse desde hace una semana, también estudió a su rival. Mandó a tres hombres al fondo, Ayr, Delgado y Vílchez. Mientras que Yotún y Advíncula eran los laterales que tenían preocupado a los atacantes cusqueños.

En el medio estaba Cazulo y más adelantado Lobatón para ser el enlace de los elementos que iban a los costados, Ávila y Ross, mientras que Rengifo estaba como punta.

Garcilaso tomó muchas precauciones teniendo en cuenta que jugaba de local y con la supuesta ventaja de la altura. Herrera y Santillán como laterales, pero subieron muy poco al estar pendientes de los extremos rimenses. Huertas y Alloco eran los centrales.

El error fue ubicar a tres volantes en la primera línea. Flores, Lalo Uribe y Edson Uribe son elementos de marca y quizás de pase corto, pero ninguno es un verdadero enlace, que tienen pase largo. En el medio para ser el conductor estaba Ramos, Mientras que Pando y Rodríguez eran los delanteros. Ramón tenía la obligación de apoyar a su defensa, dejando solo a Andy.

Táctica celeste
Mosquera mandó a Cazulo tapar a Ramos. Mientras que Yotún y Advíncula tenían preocupado a los hombres que iban a los extremos. Controlando las bandas, Cristal obligaba a Garcilaso a utilizar su primera línea de volantes para enlazar a sus delanteros. Y la única fórmula era el pelotazo.

Al no tener la técnica necesaria ninguno de los elementos que iba en esa ubicación, los tres defensores que puso en el centro Mosquera se lucieron para rechazar el balón que venía por vía aérea.

Y cuando incluso fallaban los zagueros del Rímac, Pando estaba desconectado. El delantero del Garcilaso solo tuvo una oportunidad clara cuando se acababa el partido.

A Mosquera no le importaba que Garcilaso pudiera tener el control del mediocampo. Pues el problema para los cusqueños era la “alimentación” y todos carecían de precisión.

El gol
El partido salía tal como estaba en el libreto de Mosquera. Era previsible que neutralizado el cuadro imperial tuviera alguna opción de gol cristal a lo largo del partido. Hasta los 80 minutos, tuvo pocas luego cuando el partido terminaba hubo dos claras de Mariño y Ávila. Pero en la primera parte, Yotún que era el mejor del partido desbordó a Herrera, ganó por fuerza y sacó el centro que lo tomó Ross. El delantero dio la media vuelta y remató para marcar el primer tanto y único a los 33´.

Garcilaso apostó por el pelotazo largo para ver si encontraba a Pando. Pero los balones de más riesgo fueron por el mal rechazo de Erik Delgado. El portero con el golpe de puño fue un fiasco.

Cambios y nada
Garcilaso debía aumentar el volumen ofensivo si es que seguía apostando por los balones largos. El técnico Freddy García perdió a Herrera por lesión (Cristal también perdió a Yotún después de la jugada del gol). Sacó a Flores para poner a Ricardo Uribe y así jugar con volantes abiertos, pero luego puso a Vildoso por Edson Uribe y era más de los mismo.

Ramón Rodríguez estuvo muchas veces colaborando con su defensa y Pando solo arriba no era capaz de resolver frente a los defensores limeños.

Cristal pudo incluso anotar algún gol más. En los minutos finales, Garcilaso cayó en la torpeza. La misma que mostró en muchos partidos que jugó en Lima.

La próxima semana se jugará la revancha en el estadio Nacional y Cristal hasta puede golear. Será el primer título de Roberto Mosquera. El técnico no aguantó la emoción y se desvaneció tras celebrar. Luego en el vestuario se quebró y lloró al recordar a sus padres. Hubiese querido que vean su éxito.



MOSQUERA SUFRIÓ DESCOMPENSACIÓN POR LA EMOCIÓN DEL TRIUNFO
Lloró y se desmayó
La alegría que embargó al técnico de Cristal, Roberto Mosquera, tras el triunfo en el primer Play Off, le jugó una mala pasada a su salud, pues tras concluir el partido y la celebración, se desvaneció en las escaleras de camino al camarín y tuvo que recibir la ayuda de sus asistentes. Al recuperarse no pudo evitar soltar algunas lágrimas recordando a sus padres fallecidos a quienes les dedicó el triunfo. “Tenemos la mitad de la copa. Hay que jugar en el mismo estilo que jugamos. Fue un partido fantástico. Esto avala el esfuerzo, no es fácil estar lejos de tu casa 10 días, pero somos una familia. Me encantaría que mi padre y mi madre, que no están, estén en este momento”, señaló Mosquera entre lágrimas.



DIRIGENTE Y JUGADORES AFIRMAN QUE FORZARÁN A UN TERCER PARTIDO
“En la revancha comeremos pavo”
Luego de concluir el encuentro ante Cristal el directivo de Garcilaso, Julio Vásquez, quien ya había tenido entredichos con sus pares de Cristal, señaló que en Lima será otra la historia y que su plantel conseguirá una victoria que fuerce a un tercer partido. “Estamos muy tranquilos, tuvimos un solo error y por eso nos hicieron un gol, pero yo creo que en Lima esto lo vamos a voltear y habrá tercer partido. Aquí nadie se ha muerto y los tigres vamos a comernos un pavo”, acotó el directivo. Por su parte, el portero Diego Carranza señaló que aún quedan 90 minutos por jugarse y no hay localía que valga en una final. Por su parte, Andy Pando confesó que la ansiedad terminó matándolos. “Salimos a buscarlos, pero ya estaban bien parados atrás. Equivocamos el libreto porque no jugamos como jugamos siempre, aunque por el pelotazo igual pudimos empatar el partido” comentó.



TRAS EL PLAY OFF
Delgado podría seguir en Sporting Cristal
Si muchos creían que podría ser el último partido de Erick Delgado en Sporting Cristal el próximo domingo, parece que no será así. El mismo guardameta dejó entrever que continuaría un año más en la Florida, tras la posible consecución del título. “Aún no hay nada de eso, podría no darse mi salida”, acotó. Al parecer, la decisión de los directivos habría cambiado y el portero se sentaría a conversar para una posible renovación. Al preguntársele si se despediría del equipo en Lima, respondió: “Aún hay que conversar, podría que no se dé mi salida, hay que ver pero no pienso en eso ahora. Estoy contento por el triunfo y por los hinchas que estuvieron siempre pendientes en nosotros. Trataremos de salir campeones la próxima semana en el Estadio Nacional”, indicó.



GRAN BAJA
Lesión de Herrera es más grave
Otro de los posibles ausentes del Real Garcilaso en el partido de vuelta el domingo en el Nacional sería el defensa Joel Herrera, quien salió del campo lesionado al chocar con Yotún en la jugada previa al gol. “Fui a interceptar la pelota y ahí sentí un palanqueo en mi rodilla, sé que él pudo dar el pase para el gol de ellos, pero yo no pude más. Ojalá que Yoshimar y yo nos recuperemos y juguemos el próximo fin de semana. Acá no hubo mala leche ni nada”, acotó el defensa a quien se le hará una resonancia magnética a la rodilla izquierda para determinar la gravedad de su lesión. Pero todo hace indicar que no estaría en el partido de vuelta. “Faltan 90 minutos y seguiremos dando pelea”, finalizó. Los de Garcilaso llegarían a Lima el martes.



TIENE DISTENSIÓN
Yotún no está descartado
El defensa rímense Yoshimar Yotún, pese al dolor y la pena que siente de estar a la espera de un diagnóstico que le asegure su participación en la final el domingo, no se arrepiente de haber dado el pase a Junior Ross para el único tanto de Cristal, aunque el dolor lo haya hecho derramar lágrimas. “Es un dolor que nunca había sentido, nunca había tenido problemas de rodilla pero fue un dolor muy fuerte. Gracias a Dios el doctor ha dicho que solo es una distensión, hay que esperar nomas”, dijo el defensa. Otro jugador que acabó sentido fue Hernán Rengifo, sin embargo su lesión no fue de consideración y estará de todas maneras para el partido de vuelta en Lima. “Ojalá que el otro domingo podamos repetir este gran partido”.



Ivlev Moscoso
Editor


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD