Pedro, pescador de goles

Hasta el final del primer tiempo de su partido ante Sporting Cristal, Universidad San Martín fue el mismo que ante Universitario. Sin ideas para atacar y con mucha pasividad a la hora de marcar, los santos fueron presa fácil de los rimenses; quienes le sacaron el jugo al desconcierto del club que hizo de local en el estadio de Matute.

Por Diario La Primera | 02 ago 2009 |    
Pedro, pescador de goles
(1) Rimenses no supieron manejar el resultado. (2) Arzuaga peleó solo luego de la expulsión de Ramos. (3) Sheput fue de lo más destacado y aún así lo cambiaron.
Universidad San Martín empató 2-2 con Sporting Cristal gracias a A dos anotaciones de Pedro García.

Más datos

DETALLE

San Martín: Flores; Salas, Ramos, Muente, Guizasola; Ballón, Hinostroza (Quinteros), Díaz, García (Carrillo); Ludueña (Del Solar) y Arzuaga
l Sporting Cristal: Heredia; Prado, Villalta, González, Yotún; Pérez, Casas (Jiménez), Palacios, Lobatón, Sheput (Aliberti); Hurtado.

Juan Carlos Oblitas se deleitó con lo ofrecido por sus pupilos en la primera etapa. Sheput, Lobatón y Palacios se complementaron en el mediocampo cervecero. Hurtado no desentonó y así fue como llegaron los goles del equipo celeste.

Hinostroza y Ballón otra vez no supieron contener los embates del rival. Los santos no recuperaban el balón y Cristal lo manejaba a su antojo. Un centro desde la derecha buscó a Roberto Palacios en el área santa. Salas, en su desesperación, empujó al “Chorri” y el árbitro Víctor Hugo Rivera decretó penal.

Lobatón se paró frente a la pelota y anotó el primero de la tarde. El gol no hizo reaccionar a San Martín. La imprecisión reinaba en los santos y ese fue el pecado para recibir el segundo gol en contra. Marco Flores despejó un balón de su arco y, en un solo toque, Sheput recibió y habilitó a Palacios.

La buena técnica del “Pincel” dejó cara a cara a su compañero con el golero albo. Y el “Chorri” en esas acciones no perdona. Un remate fuerte dejó parado a Flores y el “Extremo Celeste” comenzó el cántico “Vamos Chorrillano”.

Sin embargo, en el segundo tiempo la cosa cambió. Rivera arriesgo e hizo que Pedro García abandonara su posición de mediocampista y jugara al lado de Ludueña y Arzuaga. En la mitad santa sólo quedaron Ballón, Hinostroza y Díaz.

Con eso mejoró San Martín. Al ataque santo se le prendió el foco y la precisión que los caracterizó en todo el torneo regresó. También la velocidad. Esas dos virtudes se apreciaron en los dos golazos de García. Ese juego hizo recordar al San Martín que todos conocemos.

En la primera obra de arte, García tomó el balón y cedió para Ramos. Éste para Díaz, quien en primera se la manó a Ludueña y también en primera la pelota regresó a los pies de García. Villalta y González fueron víctimas del pin pon santo, que terminó en el descuento del pequeño atacante.

Pero tal acción no se compara con la segunda. Otra vez García, pero ahora desde la derecha. Apiló cuantos rivales quiso, cedió para Ludueña y en primera otra vez tuvo el balón a sus pies. Un certero puntazo, su marca registrada, acabó con el sueño celeste.

San Martín pudo ganar. Ya estaba jugando mejor, pero Ramos tontamente se ganó dos tarjetas amarillas en menos de un minuto. Cristal no supo liquidar en ese momento. Pudo hacerlo, pero San Martín casi se saca el premio mayor. Un contraataque sorprendió a Díaz solo frente a Heredia. Su sorpresa hizo que mandara el balón muy por encima del arco. Nadie, ni su hija en la tribuna, lo podía creer.

Por más que haya sido un partido entretenido, Sporting Cristal sigue de capa caída. Van siete partidos sin ganar y este empate le debe doler en el alma.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.