Para qué te traje

El buen partido que regalaron merengues y celestes se vio empañado por la actuación del árbitro. Los encargados de impartir justicia en el campo de juego deberían pasar inadvertidos, pero Iván Chang se robó el show en el Estadio Nacional. Lo que no sabía era que nadie quería verlo a él.

Por Diario La Primera | 21 setiembre 2012 |  1.7k 
Para qué te traje
Universitario y Sporting Cristal empataron 1-1. Árbitro Iván Chang no cobró dos faltas en el área y luego inventó una en el último minuto. ¡A la congeladora!
1748  

Los técnicos de ambos equipos priorizaron a los jugadores de buena técnica y con mucho vértigo por los costados. Cristal destacaba por la conexión entre Sheput y Lobatón, además de la sorpresa que producía el uruguayo Cazulo cada vez que pisaba el área merengue. Mejor compenetrado se le notó a la escuadra celeste en gran parte del partido.

Universitario intentaba contrarrestar el control de balón de los rimenses, poblando la mitad del campo y dejando a Ximénez como único delantero. Ampuero tuvo que retroceder hasta el lateral izquierdo para ocupar el lugar del lesionado Saco Vértiz y esto le permitió a Tomasevich jugar de titular, cumpliendo la función de mediocampista siniestro.

No hubieron muchas jugadas de peligro, las que abundaron fueron las jugadas divididas y los pases largos buscando a los hombres veloces de uno y otro equipo. Las ocasiones más claras se generaron a través de la pelota parada.

La primera acción significativa de la noche llegó con una jugada entre Advíncula y Calcaterra, quien conducía un contraataque de Universitario. El moreno que juega con la celeste lo persiguió hasta casi el borde de su área, cuando el merengue frenó y se cayó, Iván Chang cobró falta y le sacó tarjeta amarilla al rimense. Su segunda de la noche. No era para tanto, pero el juez ya había sancionado.

Con un hombre más, Universitario no pudo hacer daño. Cristal seguía siendo superior, aunque ahora ligeramente, a pesar que no le habían sancionado una falta de Galliquio contra Rengifo dentro del área. Esa fue la primera. La segunda fue mucho más calamitosa, tanto así que pareció que Chang tenía un huevo frito en cada ojo.

Lobatón fue trabado en el área por Ampuero, otra clara falta que el árbitro no cobró. Por el contrario, le sacó amarilla al celeste y de ahí se generó el gol merengue. El equipo crema sacó rápido y el mismo Ampuero terminó la jugada, librándose de una flojísima marca de Carmona y Cazulo y aprovechando que Ayr se volteó al momento de su remate a los 67’. Cuando parecía que Universitario ganaría después de cinco fechas, Chang cobró una falta de Galliquio contra Ávila dentro del área merengue. Una falta que nunca existió, pero cuyo cobro tuvo el rótulo de “compensación” y que Mariño se encargó de canjear por gol.

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario