Ozil da un Adiós al seleccionado de fútbol Aleman.

Luego de una decepcionante participación de la selección alemana en el Mundial Rusia 2018, el jugador Mezut Özil continúa dando de qué hablar. El combinado teutón venía de ser, nada más y nada menos, que campeón en Brasil 2014, sin embargo, en esta ocasión, no pudieron pasar de la fase de grupos.

Por Natasha Quiñonez | 27 jul 2018 |    
Ozil da un Adiós al seleccionado de fútbol Aleman
Ozil se despide de la selección con la frente en alto y con una Copa del Mundo
Se despide después de fotografiarse junto a Edroguen.

Más datos

A Özil se le considera una pieza clave en la selección y además la imagen de la integración en Alemania.

Las causas pueden ser muchas: bajo nivel de sus principales piezas, falta de contundencia en el arco rival, la inactividad por lesión durante casi toda la temporada de su arquero y figura, o una imperiosa renovación en el medio campo en donde se observó a un Özil sin la solvencia, rapidez e imaginación de otros años que le valiera su fichaje por el Real Madrid y posteriormente con el Arsenal.

Lo cierto es que Mezut Özil, de 29 años, anunció su renuncia a la selección alemana. El centrocampista del Arsenal hizo el anuncio el domingo 22 de julio por la noche, alegando haber sido objeto de "racismo y falta de respeto" después de su controvertida reunión con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan antes de iniciar la Copa del Mundo. La imagen con Erdogan vio al hombre del Arsenal posar con el presidente turco y su compañero de equipo alemán Ilkay Gundogan. Recordemos que Ozil es de origen turco, pero nacido en Alemania.

En declaraciones, el centrocampista dijo lo siguiente: “El tratamiento que he recibido por parte de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) y de muchos otros, hace que ya no quiera usar más la camiseta del equipo nacional alemán", anunció como parte de una larga declaración. "Me siento indeseado y creo que lo que logré desde mi debut internacional en 2009 ha sido olvidado".

Un trato despectivo para el jugador mundialista

Añadió: "Es con un corazón triste y después de mucha consideración que, debido a los recientes acontecimientos, he decidido que ya no jugaré para Alemania a nivel internacional. Solía ??usar la camiseta alemana con tal orgullo y emoción, pero ahora no”.

"Gané la Copa del Mundo con Alemania", recuerda Özil, por el título logrado en Brasil, y acusa al presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Reinhard Grindel, de incompetencia y falta de respeto por no haberle defendido en el revuelo por la foto.

"Tengo dos corazones, uno alemán y otro turco. Nací y fui educado en Alemania. ¿Por qué hay gente que sigue sin aceptar que soy alemán”? Además, explicó que decidió hacerse esa foto porque, de haberse negado, se hubiera interpretado como "una falta de respeto" hacia sus "raíces turcas", para añadir que "volvería" a hacerlo. Recordemos que dicha foto se interpretó como un apoyo a la campaña por la reelección del líder turco, quien mantiene unas relaciones más que tensas con la canciller Angela Merkel. "Para mí, hacerme una foto con el presidente Erdogan no tiene nada que ver con la política o con las elecciones, sino con el respeto hacia el máximo cargo del país de mi familia", explica Özil.

Por su parte, el presidente de la DFB, Reinhard Grindel, admitió haber cometido errores en el caso del exinternacional alemán, pero descartó dimitir como consecuencia de ello. "Retrospectivamente, como presidente, debí decir con claridad lo que para mí como persona y para la federación es algo obvio: que toda forma de ataque racista es inaceptable y no debe ser tolerada", dijo Grindel a través de la página web de la DFB. "Eso fue válido en su momento para Jerome Boateng y es válido para Özil, y para todos los jugadores de la selección que tienen un origen migratorio", agregó.

Un retiro sin vuelta atrás.

Lo cierto es que tristemente, la selección alemana ya no cuenta con el talento de Özil. Quizás es pronto para que se den cuenta de que el pasado 22 de julio de 2018, día de la dimisión del jugador alemán, marca una derrota mucho más dolorosa e inquietante para el fútbol alemán que cualquier cosa que haya sucedido en Rusia durante el desarrollo de la Copa del Mundo Rusia 2018. El jugador más dotado técnicamente de su generación siente que ya no puede representar los colores blanco y negro debido al racismo.

No es la primera vez que asuntos como este empañan al deporte, lamentablemente esto sigue ocurriendo dentro y fuera de las canchas, por lo que la FIFA y las federaciones deberán tomar acciones para evitar conflictos de esta naturaleza.

Referencia
Natasha Quiñonez

    Natasha Quiñonez

    Natasha Quiñonez

    Perdiodista y asesor de martketing
    Natasha Quiñonez comparte 55 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.