Ojos que sí ven

De un momento a otro se vio involucrado en el caso, sobre todo por el informe presentado por el entrenador Kim. En dicho documento el entrenador coreano dice que Gladys permanecía largas horas en el cuarto de Raúl Pacheco y por eso el único maratonista varón presente en los Juegos Olímpicos de Londres salió a dar su versión.

Por Diario La Primera | 31 ago 2012 |    
Ojos que sí ven
Atleta Raúl Pacheco confirmó agresión de Kim a Tejeda. Agradeció las enseñanzas del asiático, pero dice que no puede faltar a la verdad

“No me voy a poner ni a favor, ni en contra de alguien. Solo diré la verdad. Yo estaba como a unos 30 metros, no escuché lo que se decían, pero sí vi la patada y eso fue lo que dije en mi declaración. Le agradezco todas las enseñanzas al maestro, pero no puedo negar algo que vi”.

-¿Es verdad lo que dice Kim, que Gladys entraba a tu cuarto?
-En ningún momento ella entró a mi cuarto. Cómo pudo haber sucedido eso si yo dormía con el maestro Kim y a los costados estaban los dormitorios de los demás deportistas. Incluso pocos días antes de la competencia le pedí a Kim que durmiera en la sala porque roncaba y no me dejaba descansar bien.

-¿Por qué se habla de una relación entre tú y Gladys?
-Eso tampoco lo entiendo. Tanto a mis compañeros, como al mismo profesor siempre les digo que tengo una esposa y un hijo. Incluso no pude celebrar su primer año de nacido porque ese mismo día (6 de agosto) viajé a Londres.

-¿Llegaste tarde a la carrera?
-Llegué a una hora prudente para hacer mis cosas con tranquilidad. Hubiera llegado tarde si es que me alistaba todo apurado; pero cuando llegué a mi carpa me di tiempo para echarme 30 minutos en la colchoneta que había ahí, para ponerme hielo, para relajarme y hasta para inscribirme tranquilo para recibir mi papel.

-¿Qué hiciste luego de ver que Kim pateó a Gladys?
-Nada. Yo estaba concentrado en mi carrera y decidí dejarlo ahí, como un tema de ellos. No quería desconcentrarme.

-¿Volverías a entrenar con Kim si se decide su continuidad?
-Lamentablemente no, por todas las cosas que han sucedido. Hubiera sido distinto si él aceptaba su error y pedía disculpas en el momento, hubiera entendido su reacción por la presión de tener a un atleta a punto de competir. Pero no permito que mienta y niegue lo sucedido. Ahora he decidido alejarme de todo y de todos, entrenaré por mi cuenta y buscaré carreras afuera del país.


Erick Garay Alberto
Redacción

Referencia
Ojos que sí ven

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.