Nos faltó un tiempo

Tras un primer tiempo prometedor, Perú no pudo soportar la presión ecuatoriana en la segunda parte. La salida de Claudio Pizarro por agotamiento y Farfán por lesión, también condicionó que los incaicos tengan menos recursos arriba y la modificación de Michael Guevara por Lobatón no funcionó como pensaba Markarián. Todo ello sumado al mejor estado físico de los norteños determinó que Ecuador nos ganara 2-0 por la cuarta fecha de la Eliminatoria.

| 16 noviembre 2011 12:11 AM | Deportes | 696 Lecturas
Nos faltó un tiempo
Perú no pudo manejar el buen planteamiento que elaboró en la primera parte y tras la salida de Pizarro y Farfán, Perú cayó 2-0 ante Ecuador.

Más datos

PESE A DERROTA
Estamos intactos

La segunda derrota consecutiva en la Eliminatoria no quiebra la fe del equipo peruano. Sergio Markarián llevó ese mensaje a la conferencia posterior al partido.

“Perú tiene intactas sus posibilidades. Me quedo tranquilo por lo que dieron mis jugadores, haciendo un gran esfuerzo, los felicito”, dijo el estratega de la selección nacional.

Siguiendo ese mismo pensamiento, el “Mago” augura un mejor futuro para nuestro combinado: “Este equipo extrañó mucho a Cruzado, Rodríguez, Zambrano y Ramírez. Ténganlo por seguro que cuando mi equipo esté completo van a ver una selección peruana diferente”. El equipo regresó a Lima ayer mismo en horas de la noche.
696

Una vez más Markarián fue ambicioso en su formación. Mandó la misma idea que le permitió el triunfo en Lima ante Paraguay, pero le costó la derrota ante Chile. Es decir cuatro defensores, dos líneas de volantes y dos delanteros con el agregado que los volantes a los extremos eran Vargas y Farfán, usualmente elementos ofensivos.

Esta vez, Markarián les mandó como primera misión proteger los flancos y ayudar a los laterales Revoredo y Vílchez.

La novedad táctica de Perú, fue Retamozo, pues cada vez que tenía la pelota Perú, el jugador de Cienciano no acompañaba. Siempre se quedaba delante de la defensa. Pero Lobatón, su compañero en la primera línea de volantes, cuando recuperaba el balón la blanquirroja pasaba a ser el lanzador.

Así Perú podía tener un “alimentador” para los dos delanteros, Guerrero y Pizarro que se quedaban arriba.

Ecuador, por su parte, tenía la misma idea. Es decir, cuatro hombres al fondo, una primera línea de volantes con Castillo y Saritama en el centro y la segunda a los costados con Rojas y Valencia, dejando a Benítez y Jaime Ayoví en el ataque.

El partido
El buen trabajo de Farfán y Vargas en la parte defensiva, impedía que Ecuador se haga fuerte por los costados. Saritama que debía ser el conductor, no estaba bien técnicamente por lo que el balón difícilmente le llegaba a los delanteros.

Además la defensa peruana realizaba un gran trabajo de anticipación. Generalmente desacomodaban a los atacantes. Con ese panorama, Ecuador al no poder tejer jugadas, comenzó a ejecutar tiros de media distancia, pero ninguno tuvo la dirección correcta.

Lobatón
Perú tuvo una clara ocasión de gol en la primera parte, cuando Paolo amortiguó con el pecho y remató en primera. El balón pasó muy cerca del arco ecuatoriano. Cada vez que Vargas o Farfán recuperaban, avanzaban muchos metros y generaban peligro a la defensa norteña, todo esto contribuyó para que Markarián pensara que el partido lo podía ganar.

Lobatón no estaba realizando un mal partido, pero el técnico peruano lo cambió pensando que Guevara estaba más hecho para con pases largos habilitar a Guerrero y Pizarro, pero se equivocó. Guevara entró muy nervioso y encima sus pases por lo general, eran para atrás.

En cambio, el técnico Rueda corrigió para bien. Sacó a Erazo, el hombre que dejó girar y rematar a Paolo y reemplazó a Rojas para poner al experimentado Méndez.

DERROTA
Los resultados fueron inmediatos. Sin un conductor, Perú careció de fuerza en el ataque. Pues Pizarro y Guerrero debían bajar para empezar las jugadas de ataque ya que Guevara era una nulidad.

Pizarro de tanto bajar y subir se agotó. Ya no tenía resto físico y tuvo que ser reemplazado por el entusiasmo de Chiroque. Encima, Farfán fue lesionado y también tuvo que salir para que ingrese el timorato Advíncula.

Todo ello confabulaba para que Ecuador encuentre el triunfo. Perú ya no era capaz de soportar la presión y la defensa nacional comenzó a tener errores técnicos quizás por los efectos de la altura. Una gran jugada de Benítez que superó a Revoredo y Ramos acabó con el gol de Méndez a los 70´. Perú tuvo una ocasión para igualar en los pies de Chiroque, pero se demoró cuando ya había eludido a dos.

A los 89´, Jaime Ayoví eludió a Ramos y sacó un centro justo para que Benítez conectara el balón y marcara el segundo.

Al término del partido, Farfán quiso agredir a un ecuatoriano porque entendía que lo había lesionado al propósito.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD