Muerte y amenazas por inauguración

Beijing.- El inicio de los Juegos Olímpicos fue aprovechado por el grupo de la minoría Uigures Musulmanes de China, que son considerados por el gobierno de este país como antipatriótico y terrorista. Este grupo envió a uno de sus representantes a la embajada China de Ankara para inmolarse en protesta por la falta de respeto a los derechos humanos del país asiático.

Por Diario La Primera | 09 ago 2008 |    

Una hora antes del inicio de la inauguración, la policía detuvo a un aproximado de 1.130 tibetanos, que intentaban protestar frente a las oficinas de la embajada china en Katmandú por el abuso a los derechos humanos en el Tibet. En Bruselas y París se realizaron protestas por la misma causa.

El gobierno chino a lo largo de varios años ha prohibido a la cultura Uigures el desarrollo de la misma en su país.

Cierran aeropuertos
Un correo electrónico que amenazaba hacer estallar una bomba en pleno vuelo hizo que un avión que se dirigía a la localidad china de Chongquing, diera la vuelta de regreso a Nagoya en el centro de Japón. Conocida la amenaza, la aerolínea Air China suspendió algunos de sus vuelos.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.