Lo ridiculizó

Cuando un equipo siente temor de otro, no hay táctica ni estrategia que valga. Es difícil de creer que a un equipo, siendo alemán, le tiemble las piernas para enfrentar a otro, pero desde la ida, el hecho que varios jugadores teutones persiguieran a Lionel Messi para “quitarle” su camiseta dice mucho de este equipo. Por eso no debería sorprender el 7-1 de Barcelona sobre Bayer Leverkusen por los octavos de final de la Liga de Campeones.

Por Diario La Primera | 08 mar 2012 |    
Lo ridiculizó
Barcelona aplastó 7-1 a Bayer Leverkusen y avanzó a los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Más datos

En el otro partido, APOEL de Chipre ganó 1-0 a Lyon por lo que la eliminatoria quedó igualada y en la tanda desde el punto de penal, ganó 4-2.

En el partido de ida en Alemania, Barcelona sacó 3-1 a favor, pero los dos últimos goles fueron cuando el partido expiraba.

Bayer se defendió bien, pero con un solo hombre en punta era difícil hacerle daño. Esta vez el técnico teutón fue aún más cauto. Mandó a cuatro defensores y cinco volante. En tanto que en Barcelona sin Alexis Sánchez vio en Pedro un buen sustituto. Messi y Cecs jugaron otra vez como delanteros y con la venia de jugar en todo el campo. En tanto que Iniesta y Xavi iban como volantes al igual que Busquets.

Barcelona no estuvo cómoda en el principio, pero un gran pase de Xavi a Messi dejó al argentino frente al arquero. La “Pulga” le elevó la pelota al arquero y convirtió a los 25 minutos.

Antes que termine el primer tiempo, una combinación entre Iniesta y Messi dejó al argentino frente a tres rivales, sin embargo se encontró un espacio y remató para convertir el segundo a los 42´.

En la segunda etapa salió Iniesta e ingresó Tello y las cosas se facilitaron para el Barza. Cecs que bajó al mediocampo, le dio un balón a Messi desde unos 30 metros. El argentino otra vez elevó la pelota por encima de la cabeza del arquero. Los alemanes tiraron la toalla, y para Barcelona sonó la campana del recreo. Tello hizo el cuarto. Messi el quinto, Tello el sexto y Messi el sétimo. Ya cuando culminaba el partido, llegó el descuento de Bellarabi.

Es la primera vez en la Liga de Campeones que un jugador hace cinco goles.

Referencia
Lo ridiculizó

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.