Lo bajaron del altar

Las velas del santo se apagaron antes de tiempo. Cuando el árbitro estaba por pitar por última vez en el partido. Universidad San Martín pensó que el milagro estaba hecho y se equivocó. Un diablo del gol, Paul Cominges, apareció para decretar el 1-1 final a favor de José Gálvez.

Por Diario La Primera | 12 jul 2009 |    
Lo bajaron del altar
Equipo albo perdió la oportunidad de ubicarse en los primeros lugares.
San Martín celebraba una victoria ante José Gálvez, pero Paul Cominges empató en el último minuto.

El partido tuvo un final al estilo de los Supercampeones. Aquella serie animada sirvió de inspiración a los chimbotanos para rescatar un punto en su periplo por Lima, porque anotaron el gol y el partido acabó. Lo tienen bien merecido, pues gozaron de las mejores oportunidades para ponerse arriba en el marcador.

Sólo en el primer tiempo, sendos remates de Mayme y Guevara alarmaron a Marco Flores al remecer los palos de su arco. En defensa fue distinta la situación. Y lo es con todas las defensas que enfrentan a la delantera santa.

Gonzalo Ludueña y Martín Arzuaga complican a cualquier zaguero y los de Rafael Castillo no fueron la excepción. Fue el “Toro” quien trascendió más en este cotejo. Recibió un pase de Hinostroza y, dentro del área, fue trabado por Sandro Gamarra. Diego Haro, de buena actuación, decretó penal y el mismo Arzuaga puso en ventaja a los locales.

Quizá las velas se apagaron rápidamente al ver que José Gálvez se quedó con un hombre menos por la expulsión de Luis Mayme en el segundo tiempo. Pero la visita se envalentonó con la herida y no dejó de buscar el empate.

El reconocimiento al esfuerzo llegó en la última jugada, cuando Cominges cabeceó el balón para introducirlo en el arco santo.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.