Llanto y violencia

La pena mezclada con amargura solo puede desatar violencia. Y fue ese mismo sentimiento que embargó a los miles de hinchas “millonarios” ayer cuando su equipo, River Plate, perdió la categoría a manos de Belgrano tras empatar 1-1 en el partido de vuelta en el estadio Monumental de Núñez. Los jugadores protagonizaron escenas de dolor mientras sus hinchas los insultaban y generaban destrozos en las calles.

Por Diario La Primera | 27 jun 2011 |    
Llanto y violencia

River, que había perdido 2-0 en el partido de ida, necesitaba dos goles para poder salvar la categoría y estuvo cerca de conseguirlo. En el minuto 5, Mariano Pavone tomó un balón en la media luna del área y anotó el primero para los locales. Entonces, la desesperación por conseguir el segundo tanto fue en aumento y con ello la desconcentración en la última línea. Tal es así que a los 63 minutos, Guillermo Farré puso el empate para Belgrano, enmudeciendo las tribunas.

Pero nuevamente la esperanza abordó a los hinchas de River cuando el árbitro Sergio Pezzotta sancionó una falta sobre Leandro Caruso dentro del área. El autor del primer gol, Pavone, se paró frente al balón para cobrar la falta pero está vez el portero Olave atajó el disparo. Sin tiempo para convertir los dos tanto que lo salven del ascenso, los jugadores de River reincidieron en faltas y cayeron en la desesperación hasta que el encuentro tuvo que ser suspendido por riesgo de violencia de los hinchas en el campo.

De esta manera el equipo argentino que más títulos tiene en primera división, perdió la categoría y ahora deberá jugar el nacional B. Belgrano por su parte ascendió a la primera profesional.

No perdonan
Al final del encuentro, los miles de hinchas millonarios destruyeron el museo de River y se enfrentaron a la policía. En las calles, rompieron lunas y quemaron objetos.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.