Lionel Messi: una renovación que se hace esperar

Gran parte de la plantilla de Fútbol Club Barcelona ha renovado con la institución blaugrana en las últimas semanas salvo su más grande astro: el argentino Lionel Messi. Esta situación, jamás presentad en el curso del romance entre el gaucho y el cuadro catalán ha despertado toda una serie de suspicacias en el mudo deportivo y la ambición de poderosos clubes que desean hacerse con los servicios del diez.

| 17 enero 2017 11:01 AM | Deportes | 3.2k Lecturas
Lionel Messi: una renovación que se hace esperar
Lionel Messi: una renovación que se hace esperar
Por: Alan Cachay
3256

Esclavo de sus palabras

La posibilidad de que Messi no renovase con el cuadro de la Ciudad Condal cobró real factibilidad cuando el viernes pasado el delegado del Barcelona ante la Real Federación Española de Fútbol, Peres Gratacós, declaró a los medios de comunicación que Messi no sería tan bueno sin Neymar, Suárez. Iniesta y Piqué. Como es entendible, esta aseveración constituyó una blasfemia para el club que de inmediato destituyó al dirigente de su puesto por realizar estas desafortunadas declaraciones en pleno proceso de renovación.

Debido a esta circunstancia, en los últimos cuatro días los rumores sobre la ruptura futbolística entre el rosarino y el club de Cataluña se reforzaron y muchos actores tuvieron algo que decir al respecto. Ante tantas especulaciones, el presidente del Barcelona declaró para TV3 y estimó que las afirmaciones de Gratacós no fueron acertadas y que Messi es el líder de esta Barcelona. Acerca de las negociaciones de renovación con el delantero argentino, manifestó que no existe ningún tipo de nervio. “Llevo personalmente las conversaciones con la familia y su entorno”, reveló, calmando un poco las agitación de las aguas.

Los cuatro pilares del cortejo

Las tratativas para renovar el romance Barcelona-Messi pasan por varios factores según los medios deportivos españoles: el año y medio que resta del contrato del rosarino ejerce presión sobre la dirigencia pues el cabo de doce meses, si laos catalanes no se apresuran, Messi podría comenzar a negociar con otros clubes. Del mismo modo, otro elemento que complicaría el proceso es el Fair Play financiero, una normativa que da a los clubes de Europa un monto económico que no pueden rebasar entre todos los contratos que celebran; con la recientes renovaciones de Neymar y Luis Suárez, el margen de aumento que el Barza puede ofrecer es bastante pequeño y se dice que este hecho podría molestar al diez.

Estos dos ingredientes podrían conjugarse a un tercero que es la ambición desmedida que otros clubes del mundo manifiestan por tener a Messi defendiendo la camiseta de su institución y por este motivo al rosarino le llegarían propuestas alucinantes desde las oficinas de todos los clubes importantes y millonarios del mundo. Los tres anteriores componentes podría decantar la negociación del lado de una renovación o del lado de un inopinado divorcio entre Messi y el Barcelona. Sin embargo, para calma de los hinchas que el club catalán tiene en todo el mudo, hay un pilar de las conversaciones que suele ser decisivo en toda renovación: la identificación con la camiseta. La historia que funde a Lionel Messi con Fútbol Club Barcelona es casi la de una novela: un niño con problemas de crecimiento que quería jugar al fútbol, que no podía hacerlo y que fue rechazado en su país es acogido como uno más de sus naturales por un equipo de balompié en una ciudad al otro lado del mundo. La comunión entre en pequeño y el club es absoluta y, unidos, conquistan todos los torneo y vencen a cada rival. Ésta es la historia de Lionel y le Barza y éste es el lazo que la hinchada azulgrana espera que termine definiendo la renovación de los votos de amistad entre la dirigencia y el jugador al final de esta novela.

Alan Cachay


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


Fuente: > Alan Cachay
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital

0.769937992096