Jugó mal y ganó

La racha de los íntimos no acaba. Pese a jugar un pésimo encuentro, los dirigidos por Gustavo Costas lograron adjudicarse una victoria por 1-0 sobre José Gálvez en la ciudad de Chimbote, con un tanto del defensa argentino Leandro Fleitas. No obstante, el estratega blanquiazul no disimuló su molestia.

Por Diario La Primera | 25 jul 2010 |    
Jugó mal y ganó
Costas acabó molesto con el nivel mostrado por su equipo.
Haciendo un mal partido, Alianza logró un triunfo por la mínima diferencia en Chimbote ante José Gálvez.

Más datos

ALINEACIONES

Gálvez: Ferreyra; Mesarina, S. Salazar, Romaña, Molina; Mayme, Collantes, R. Salazar, Cruzado; Celis (Quiñónez), Bordonaro (Leguizamón).

Alianza: Libman; Prado, Fleitas, Vílchez, Villamarín; Tragodara, Quinteros, J. Sánchez, Hurtado (Uribe); Neyra, Velásquez.

“Realmente no me gustó el accionar del equipo. Pienso que si repetimos este tipo de actuaciones no vamos a llegar muy lejos, en todo caso dentro de todo lo malo rescato estos tres puntos que se logró en una cancha sintética que siempre es muy complicada”, dijo Costas al termino del encuentro.

Alianza con la vuelta de Tragodara volvió a tener movilidad por los costados, sumando el esfuerzo de Hurtado por el costado derecho Alianza comenzó a inquietar el arco de Gálvez, sin embargo ese ritmo no duró. Le costó muchísimos dominar el balón en el medio campo y los locales se fueron imponiendo. Fue así que Ángelo Cruzado casi adelanta el marcador, pero su disparo fue al cuerpo de Salomón Libman.

Los íntimos tuvieron que apelar a la pelota parada para que a los 22’, tras un tiro de esquina efectuado por Donny Neyra, Leandro Fleitas coloque con golpe de cabeza el balón al fondo del arco defendido por Ferreyra. Gálvez también intentó de pelota parada a través de José Mesarina, pero sin mayor fortuna.

Los íntimos, pese al poco dominio que efectuaron, estuvieron a punto de ampliar el marcador, pero el árbitro inhabilitó un gol legítimo anotado por Velásquez antes que finalice el prime tiempo aduciendo una posición adelantada.

En la segunda etapa el ingreso de Leguizamón le dio más vértigo al ataque chimbotano y otra vez Cruzado estuvo a punto de anotar, pero estrelló su disparo en el travesaño cuando Libman yacía vencido. Celis también insistió en el arco de Libman, pero ni él ni Molina, que erró solo frente al arco, pudieron cambiar la ventaja aliancista.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.