Indultemos al fútbol

En esta época de confusión, donde pedir un favor o una gracia se considera un derecho y se ponen condiciones, ha llegado la hora de indultar a un paciente realmente canceroso para que viva: el fútbol peruano.

| 05 febrero 2013 12:02 AM | Deportes | 913 Lecturas
Indultemos al fútbol
OPINIÓN
913

La actuación de la selección Sub 20 con notorios altibajos, revalidó la pesadilla de nuestras confrontaciones futbolísticas internacionales. Al margen del loable esfuerzo de estos chiquillos dotados de condiciones extraordinarias para el manejo de la pelota y la entrega total demostrada, tenemos la obligación de afirmar que nos estamos acostumbrando a sentir felicidad por pequeñeces. Celebramos un tercer puesto en la Copa América como si hubiéramos ganado el trofeo mundial. En esta nueva oportunidad, la tristeza de la eliminación buscamos esconder con loas muy justas a nuestros defensores, vanas esperanzas y un desborde de palabras de aliento futuristas.

La Sub 20, por el caudal de buenos jugadores que tuvo, debió haber clasificado para Turquía en los tres primeros encuentros del exagonal, pero errores elementales en la dirección técnica convirtieron en derrota partidos de 3 puntos positivos.

Un mes antes del inicio del torneo sugerimos la necesidad de no soñar con resultados. Basamos nuestra idea en la deficiente preparación del seleccionado por parte del argentino Daniel Ahmed, quien aparte de jugar mal con Costa Rica, Salvador, Panamá y un ridículo seleccionado loretano, fungía de psicólogo al señalar haber inculcado a sus pupilos los deseos de victoria y que “nadie los pasaría por encima”. Faltó decirles que solo nos eliminarían. Malos recuerdos de Pavone y Ferrín.

Hacer mención a los errores en el manejo de los partidos es redundar en algo que todos vimos. Haber eliminado a un Brasil que no fue ni la sombra de otros equipos verde amarillos es una excusa barata, como también los ofrecimientos de aportar en “bien de nuestro fútbol”. Si llegamos hasta el final es por causa del acertado torneo de reservas que dio oportunidad a jóvenes ansiosos de surgir y no a las enseñanzas de un entrenador sin título, fracasado en México y recomendado por uno similar en Paraguay, Carlos Picerni.

El cáncer del fútbol ha hecho metástasis en todos los estamentos de La Videna, con origen en Manuel Burga y sus prosélitos, incluyendo a los miembros de la Comisión de Menores que huele a carne importada podrida.

¿Cómo podríamos explicar por qué en el partido frente a Chile no se puso una barrera en el tiro libre que nos eliminó, ordenar que no jugaran al pelotazo, que Raziel García, Reyna, Polo y en menor grado Gómez, tocaran en primera sin buscar el lucimiento? ¿Acaso durante todo el torneo le dijo algo a Benavente para que elevara los centros de bola parada? El jugador del Real Madrid, no acertó uno. Teníamos a “Orejitas” Flores que es mejor lanzador y también a Hinostroza.

Nuevamente bajó el telón y la audiencia debe retirarse del teatro con mucha pena. Las células anómalas que nos están matando, seguirán presidiendo delegaciones, viajando, comiendo y bebiendo a costa del enfermo. Llanto por los chicos, llanto por una derrota más. Falta poco para el sepelio. Buen viaje señor Ahmed.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD