Huevos de Pascua

Alianza Lima se sobrepuso a la adversidad y goleó 3-1 a Sport Huancayo. Fernández fue la figura al anotar un doblete y afina la puntería esperando a Universitario.

| 09 abril 2012 12:04 AM | Deportes | 861 Lecturas
Huevos de Pascua

Más datos

ALINEACIONES

Alianza Lima: Libman; Carmona, Ascues, Ibáñez, Rabanal; Albarracín, Quinteros (Neyra); Meneses, Viza (Bazán), Arroé (Curiel); Fernández

S. Huancayo: Cuerdo; Guevara, Novoa, Figueroa, Farfán; Reaños, Mendoza, Hernández (Salazar), Mimbela; López; Ibarra (Baylón).

861

No se gana (dinero), pero se goza. Y es que lo que hacen los jugadores de Alianza Lima bien puede denominarse “amor al deporte”, así como uno juega una pichanga en el barrio y no hay apuesta de por medio. Los blanquiazules no cobran hace cuatro meses, les quitan en mesa los puntos que ganan en cancha, pero aún así no bajan los brazos.

Con todo el orgullo y amor del pueblo hicieron a un lado los problemas y se dieron maña para vencer a Sport Huancayo en el estadio de Matute. Pudieron ser más goles, pero los que anotaron (sobre todo los dos últimos) deleitaron los ojos de los hinchas que nunca abandonan al equipo.

Los méritos de Fernández, para ser el mejor del campo, empezaron con el primer gol de la tarde. Aprovechó un buen centro de Meneses, el segundo en el ranking, y anticipó a Figueroa y al arquero Cuerdo a los 14 minutos. El golero huancaíno falló calamitosamente al intentar interceptar el centro blanquiazul.

No se puede ser mezquino con el equipo visitante, pues en ningún momento intentó sobreprotegerse. Por el contrario, el técnico Company utilizó varios hombres en ofensiva para atacar e intentar ganar el partido. Mimbela, López, Ibarra y los desdoblamientos de Reaños fueron las armas más utilizadas por los huancaínos.

Sin embargo, fallaron en la marca, muy permisiva ante el buen pie de los aliancistas. Sport Huancayo tenía mucho espacio libre entre sus líneas y todo empeoró para ellos cuando el árbitro expulsó a José Mendoza (37’).

Las facilidades aumentaron para Alianza, que pudo jugar a placer y en clara muestra llegó el segundo de la jornada. Bazán encaró a López y lo pasó fácil, tocó para Neyra, quien en profundidad se la dio a Fernández. Éste levantó la cabeza, remató a un costado y aumentó la ventaja (74’). Una pared en medio de la defensa. Imperdonable para los zagueros.

La goleada se selló con la tremenda anotación de Neyra, quien con un zapatazo dejó paradito al arquero rival. La rabia huancaína fue incontenible y, producto de ella, Reaños también vio la roja. Farfán descontó pero solo fue para la estadística.

Alianza demostró que también sabe olvidarse de los problemas y poner corazón e ímpetu cuando el club más lo necesita.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD