Grito por grito

Las primeras jugadas presagiaron el desarrollo del partido. Wenceslao Fernández, por la banda izquierda, sufría con los embates de Miguel Torres y no le quedaba más remedio que hacerle continuas faltas. Algo similar ocurrió en el resto del campo.

Por Diario La Primera | 19 jul 2009 |    
Grito por grito
Universitario empató 1-1 con Sporting Cristal en el Callao. Rimenses sufrieron la expulsión de Fernández.

Es que esta vez el equipo merengue fue el que propuso el ritmo de juego. Controló más tiempo el balón porque tuvo más jugadores de calidad técnica que los rimenses en el mediocampo. Mientras Cristal tenía a Lobatón y a Palacios para elaborar jugadas de peligro, Universitario contó con Solano, Vásquez, Miguel Torres y Rainer Torres.

La intención de Reynoso se vislumbró desde el primer segundo de juego porque, a diferencia de lo que se esperaba, el técnico merengue ubicó a Vásquez en una misma línea con Nolberto Solano. Adelante de Miguel Torres, Rainer Torres y Nelinho Quina.

De sus pies nacieron las mejores jugadas colectivas de Universitario, pero no se crea que fueron muchas más que las de Sporting Cristal. Es que los cremas no profundizaban por el medio, sino que lo hacían por las bandas. Ahí fue donde Torres y Alva, quien jugó junto a Labarthe, le ganaron el duelo a Fernández y Prado, respectivamente.

Pero a la hora de centrar, ni Labarthe ni Solano pudieron con Villalta, Anchante y el arquero Carvallo. Estos tres fueron quienes soportaron el ataque merengue, controlando todos los pases aéreos. Aunque otra fue la historia cuando el pase fue a ras del campo.

Segundo tiempo
Universitario jugó la pelota desde el fondo, como pocas veces se le ha visto este año, con el hombre encargado de hacerlo. Rainer Torres tocó para Solano, quien estaba a la espalda de Fernández. Ñol tocó en profundidad para el otro Torres y su centro a ras del piso lo ganó Labarthe y anotó, tras adelantarse a los zagueros rimenses.

Oblitas no fue tan ciego como para no darse cuenta que su equipo no tenía el balón. Inmediatamente mandó a Sheput en lugar de Antonio Lizarbe. Carlos Lobatón ocupó el lugar de este último, junto a Pérez, dejando a Palacios y Sheput en una línea más adelantada. Cristal dio paso a los “técnicos”.

Fue en ese momento que el equipo de Oblitas levantó. Ahora sí un cambio le dio resultados al estratega celeste y para confirmarlo, Aliberti ingresó por Roberto Jiménez. Cristal tuvo mayor presencia en área merengue. Las jugadas elaboradas aumentaron gracias a los pies de Palacios, Lobatón y Sheput.

Estos dos últimos fueron quienes comenzaron la jugada del empate. Lobatón para Sheput y el “Pincel” lanzó desde su campo para Aliberti. El remate del uruguayo fue despejado a medias por Galván y Hurtado no perdonó a su ex. El colombiano tuvo paciencia y sangre fría para definir.

La pelota parada esta vez no fue un arma de Universitario. Ahora se toparon con un equipo que también trabaja en ese aspecto y poco provecho pudieron sacarle los pupilos de Reynoso. Incluso, en dos jugadas casi reciben de su propia medicina.

Las continuas faltas de Fernández no pasaron inadvertidas y, casi al final, “Wenche” se fue a las duchas.

Erick Garay Alberto
Redacción

Referencia
Grito por grito

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.