Golpe definitivo

Real Madrid imitó el partido inteligente que hizo Chelsea y también superó al poderoso Barcelona. El triunfo para Mourinho representa sacarse una dolorosa espina del pasado. Fue una tarde inolvidable para los merengues que ganaron 2-1 a su verdugo de siempre y lo hicieron en la casa de los catalanes y encima el título de la liga está a un solo paso.

| 22 abril 2012 12:04 AM | Deportes | 3.7k Lecturas
Golpe definitivo
Mourinho cicatrizó las heridas del pasado, dirigiendo el triunfo del Real Madrid 2-1 sobre Barcelona que le da en bandeja el título de España.
3711

Mourinho no se guardó nada para el partido que sostendrá el miércoles ante Bayern de Munich por la Liga de campeones. Mandó a su mejor equipo y el sistema fue el de siempre. Con cuatro elementos al fondo, dos volantes de marca, tres de salida y Benzema como delantero centro.

LE FACILITÓ
Guardiola sorprendió cuando puso a Daniel Alves como extremo derecho. Si bien el brasileño apoya mucho a sus compañeros en ataque y supuestamente conoce ese puesto, esta vez no tenía al chileno Sánchez delante de él.

Es decir, debía hacer el trabajo de atacante real, algo que no funcionó a lo largo del encuentro. Cada vez que tenía el balón, sus pases hacia adelante eran interceptados, por lo que optó por retroceder el esférico.

Sin Messi, que siempre retrocede, y Tello aún sin experiencia para esta clase de partidos, Barcelona carecía de poder ofensivo. En la primera parte solo Xavi tuvo en sus pies la ocasión de marcar.

Además, Guardiola no resolvió nunca el problema que se generaba por la derecha. Ronaldo se dio un banquete por esa banda. Al estar tan adelantado Alves, Puyol no era capaz de frenar la velocidad del portugués.

GOLES
Xavi e Iniesta hacían su trabajo. Tocaban, pero se daban con la sorpresa que Messi no podía intervenir por la marca en bloque. Y cuando recibía, le cometían falta lejos del área. Al no generar peligro Tello y Alves, y con Messi muy retrasado, era fácil esperar que Madrid hiciera más daño, pese a que estaba agazapado esperando el contragolpe. A los 16 minutos, se ejecutó un lateral, Pepe ganó por alto y el balón le quedó a Puyol, pero Khedira más rápido la empujó entre los pies del defensor y anotó.

Barcelona siguió sin peso ofensivo y Guardiola seguía sin atinar nada. Hasta que mandó al chileno Sánchez al campo. El mapocho no es exquisito con el balón, pero su oportunismo de aprovechar las jugadas de Xavi, Iniesta y Messi podía hacer algo más que Alves. Pero quien salió fue Xavi. Es decir, desarmó el medio de Barcelona.

Antes del cambio, los catalanes eran dueños del balón pero sin que nadie concretara. Con Sánchez, pero sin Xavi, perdían mucho del control. Era fácil imaginarse que Real a partir de ese momento tenía más posibilidades de ganar.

Sin embrago, una gran jugada individual de Messi acabó con un rebote y el gol del chileno Sánchez a los 70´. Era el empate que no le servía al Barza. Necesitaba ganar, pero Guardiola lo había desarmado, mandando a Jugar a Pedro y Tello por los extremos y Sánchez al centro. Luego entró Cecs y pasó a jugar con línea de tres. Por eso, Ozil aprovechó y envió una pase en paralelo a Ronaldo ya que la defensa catalana estaba adelantada. Ronaldo eludió al arquero y anotó a los 73´. Por fin Cristiano le ganó a Messi.


Ivlev Moscoso
Editor


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD