Fue puro número

Ambos necesitaban ganar, pero en el campo hicieron poco para buscar el arco contrario. Seguramente tuvieron intenciones ofensivas, pero su capacidad no estuvo a la altura. Alianza Lima y Sporting Cristal se contagiaron del frío que ayer azotó La Victoria. La emoción se quedó en la previa y no se trasladó al campo de juego, sin embargo, sería mezquino no destacar el trabajo hecho por el equipo celeste. La idea de Juan Reynoso fue la que sí se cumplió, pues no dejaron que los blanquiazules plasmen la suya.

| 14 agosto 2011 12:08 AM | Deportes | 663 Lecturas
Fue puro número
Se preocuparon más en defender y no llegaron al arco rival con jugadas a ras del campo.
ALIANZA Y CRISTAL EMPATARON 0-0 EN PARTIDO CON POCAS OCASIONES DE GOL

Más datos

DATO

Roberto Ovelar abandonó el terreno a poco del final tras forzar una jugada dividida. El delantero paraguayo salió lesionado luego de doblarse el tobillo en disputa con Revoredo cuando solo faltaban cinco minutos para que termine el partido. Mañana se sabrá si la lesión es de gravedad.

663

La orden del técnico cervecero a sus jugadores fue la de no dejar que Alianza Lima salga desde la defensa con la pelota a ras del piso. En esa labor cumplieron bien Juan Diego González Vigil y Luis Advíncula, quienes retardaron y presionaron la salida rival durante gran parte del primer tiempo. Este último por momento se iba al extremo y aparecía en campo propio marcando la subida del lateral Trujillo. Reynoso tenía que volver a ordenarlo, diciéndole que se preocupe solo de mitad de cancha hacia adelante. El moreno jugador le respondía que los costados aliancistas estaban tomando fuerza en ataque.

No se equivocó, pues el lado derecho de Sporting Cristal fue quizá el más flojo del equipo. Rodolfo Espinoza no tiene el trajín para taparle la salida a Trujillo y controlar al veloz Bazán, por eso Advíncula dio una mano cada vez que pudo. Reynoso se dio cuenta de lo mismo y cambió para la segunda mitad.

Metió a Germán Rivera y a Junior Ross. Al primero lo mandó a jugar como lateral izquierdo, yendo Yotún al mediocampo. Alva subió a la delantera, Advíncula fue a recostarse por el lado derecho del mediocampo y Espinoza corrió al centro para jugar en la posición de Casas, que había dejado el campo. Minutos después Reynoso volvió a hacer otro cambio. Ingresó Junior Ross por Yotún para jugar por la derecha, Advíncula volvió a la delantera y Alva regresó a la izquierda. La idea se mantuvo, pero ahora tenía otros actores y más frescura para no dejar de presionar. Todos esperaban la respuesta del técnico Miguel Ángel Arrué, pero ésta llegó mucho después. Y no fue una innovadora, sino simplemente un cambio de hombres: Reynoso le ganó el duelo táctico al chileno. Los cambios aliancista solo fueron para refrescar y no varió en nada la confusión por la que atravesaba el equipo. Hurtado no apareció en la dimensión que se esperaba y en menor medida ocurrió lo mismo con Bazán. Ovelar no tuvo alimentadores, pues Viza falló muchos pases. Prueba de lo cerrado y poco jugado que fue el partido es que ambas escuadras tuvieron sus ocasiones más claras mediante disparos de balón detenido. Una pelotera en el área rimense fue aliviada por Valverde y un cabezazo de Alva estrelló el balón en un poste.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
0.713965892792