Estreno en el desierto

Para lograr su participación en el Rally Dakar, Ramón Ferreyros le ganó la pulseada a varios pilotos de todas partes del mundo. Buena forma de celebrar 30 años a bordo de un auto de competencia y sobre todo sentir aquella emoción y adrenalina que corrió por sus venas aquel día de 1983, cuando empezó su carrera como automovilista.

| 02 enero 2013 12:01 AM | Deportes | 807 Lecturas
Estreno en el desierto
Ramón Ferreyros cumple 30 años como piloto, pero el debut en el Rally Dakar lo hace sentirse como aquella primera vez en que subió a un auto.

Más datos

PALMARÉS

Ramón ha representado al Perú en el Campeonato Mundial de Rally desde 1998 hasta 2004. En 2006 se consagró campeón sudamericano y fue catalogado como el Piloto Interamericano del Año. Ha sido campeón en el Perú y en Chile, además de ganar otros rallies alrededor del mundo.
807

“Me siento como el primer año que empecé a correr, como que era algo totalmente nuevo y desconocido. La sensación previa a la carrera es como si iría a debutar después de 30 años. Eso es complicado y bueno porque voy a tomar la carrera con mucho respeto y así hay que tomar el Dakar”, nos comenta. El reconocido automovilista peruano fue seducido por la pasión del desierto y no quiere escapar.

- ¿Un rally como éste es el que faltaba en su extenso currículum?
- Definitivamente sí porque es el rally más importante del mundo. Correrlo no estaba mucho en mis planes porque es una carrera totalmente diferente, no sabía mucho cómo era, pero cuando el Dakar decidió venir al Perú me empecé a meter mucho más, me dije: “Tengo que correrlo” y la verdad que no sé cómo no vi la posibilidad de hacerlo antes. Es una carrera difícil porque se necesitan muchos medios económicos, pero es todo un reto increíble para un piloto y ahora me estoy dando cuenta de la magnitud del evento.

- ¿Cuánto tiempo le llevó tomar la decisión de participar?
- Desde hace un año y medio empezamos con el proyecto de vender la posibilidad de correr el Dakar 2012 y no se pudo. Han sido muchos meses de trabajo, de convencer a gente de que es importante estar ahí, convencer a un montón de empresas que nos apoyen con la parte económica que es muy necesaria, al equipo Gildemeister para que tome la decisión de invertir en un evento como éste y convencer a los europeos de que esto iba a salir y que nos esperen hasta última hora porque habían colas de pilotos que querían subirse al auto.

- ¿Qué ha sido lo que más lo ha impactado en lo que a preparación se refiere?
- Manejar en las dunas y en el desierto es lo más impactante y difícil. Cuando uno lo ve por televisión parece fácil, pero es muy complicado. Eso es en lo que más he trabajado y será la mayor dificultad que voy a tener en la carrera.

- ¿Y cómo se ha asesorado?
- Con los mejores pilotos peruanos de manejo en dunas, con tres o cuatro de los mejores que hay en el Perú, que conocen muy bien el desierto, que prácticamente viven ahí y de ellos he aprendido mucho. Tengo bastante claro lo que es el manejo en la arena, pero creo que se necesita la experiencia de años para poder leer bien las dunas porque van cambiando constantemente.

- Ahora que está inmerso en el tema ¿Cuál cree que deba ser la virtud extra en un participante del Dakar?
- Quien corre el Rally Dakar tiene que ser muy fuerte en los aspectos mental y físico; definitivamente no es para cualquiera, pues un Dakar te puede ganar la batalla psicológica. El automovilismo es muy complicado en la parte mental, te cansas mucho en ese aspecto y hay tantas adversidades que se vienen encima y tú tienes que superarlas para seguir adelante. En el Dakar es donde más adversidades hay, es la carrera más larga del mundo, son varios días de competencia, físicamente te maltrata mucho.

- Además de la adrenalina, otro calificativo que acompaña al Dakar es el peligro. ¿Eso generó cierto temor, quizá no en usted, pero sí en su familia?
- No, porque yo creo que es una carrera peligrosa sobre todo para las motos, en las cuatrimotos también puede ser, pero en autos lo veo como una carrera normal en cuanto a peligrosidad y yo me dedico a esto desde hace 30 años, entonces ni se toca ese tema en mi casa. De hecho que es una carrera un poco más peligrosa de lo normal si es que tú tomas riesgos, pues vas por lo desconocido, no conoces nada a comparación de otras competencias donde previamente conoces algo.

- Me habla de riesgos ¿Ha pensado tomar alguno en cierta etapa de la carrera?
- Al inicio quiero ir sin riesgo alguno, sobre todo entre los primeros cuatro y seis días. De ahí, dependiendo de cómo vaya conociendo la camioneta y lo que puede o no puede hacer y estemos más acostumbrados nosotros al tema de la navegación, plantearemos una posibilidad de tomar un poco más de riesgos en el manejo, ir más rápido, pisar un poco más el acelerador y no ir tan cautelosos. Eso es lo que hacen los líderes, es la única manera de estar adelante.

- Para muchos la meta es terminar la carrera ¿Usted piensa igual o se plantea otros objetivos?
- La idea es terminar y la meta sería poder entrar entre los 20 primeros, pero no estoy seguro. Tengo el auto y el equipo para quedar entre los 20 primeros.

- Por sus palabras percibo que si bien este es su primer Dakar, no quiere que sea el último…
- Así es. Si causamos buena impresión en esta primera experiencia, podremos correr muchas más. Ahora, sin haber partido aún, ya estoy convencido de que quiero seguir corriendo “dakares”. Es una carrera impresionante y me gustaría seguir corriéndola por muchos años más.


Erick Garay Alberto
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
0.738940000534