Estamos donde corresponde

Nuestro decadente fútbol pone a los peruanos en la disyuntiva de: a) Resignarnos a nuestra suerte; y b) Postergar esta actividad hasta que desaparezca el último de los dirigentes inútiles que tenemos. Lamentablemente, la convivencia civilizada nos impide adoptar la segunda alternativa pese a ser la conveniente.

| 13 abril 2013 12:04 AM | Deportes | 463 Lecturas
Opinión
463

Inicio esta doliente crítica por la parte más vulnerable: la selección Sub 17, milagrosamente clasificada para el hexagonal. Sentimos pena por nuestros muchachos que compiten con rivales “modelo Max Barrios” sin garantía.

La selección de Edgar Teixeira, otro experimento igual a Daniel Ahmed de la aventurera Comisión de Menores, inventa nueva forma de jugar al fútbol. Para él, los volantes solo sirven para contener y no para crear. El ataque nunca llega a destino. Pelotazos de los zagueros buscan infructuosamente a los puntas. Nada de poner la bola al piso, tocar en primera y pases certeros. En síntesis: cero remates al gol como ante Brasil. ¡Será para la próxima!

Resulta duro exigirles más a nuestros chiquillos libres de culpa, cuando el campeón Sporting Cristal cumple triste papel en la Copa Libertadores, eliminado y al fondo de la tabla.

Ante Tigre, los celestes confirmaron que el fútbol lateral no existe, ya que los arcos están al frente; además, que la lengua permite hablar y tragar, pero no hace goles. Al igual que la selección peruana, es primordial amarrar al rival y evitar el daño. Sin el todo terreno Cazulo, Cristal es demasiado frágil. La responsabilidad recae en Roberto Mosquera y dirigentes, pues los refuerzos para suplir a Yotún, Advíncula y Mariño, no llegan al mismo nivel. Dejaron ir a Frezotti que hubiera hecho dúo notable con Cazulo y la paranoia del “buen pie” les pasó la factura.

Dos ejemplos son suficientes para aceptar el lugar que tenemos en el consenso pelotero, agregando que nuestro fútbol de antaño ya no sirve, hoy existen nuevas exigencias: fortaleza física y mental, velocidad, vehemencia, cabeceo y saber rematar desde cualquier lado. Que no engañen con la muletilla: “seguiremos trabajando” y se reciclan los mismos entrenadores desactualizados y dirigentes de la peor calaña.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD