Espectacular

Sencillamente espectacular ha sido el boom Paolo Guerrero. Lo que hoy vive, solo se puede comparar con una estrella de cine o un cantante famoso. Es asediado por miles de fanáticos que pugnan por una foto del campeón del Mundial de Clubes y ayer no fue la excepción.

| 24 diciembre 2012 12:12 AM | Deportes | 1.3k Lecturas
Espectacular
Fiebre por Paolo Guerrero no para y fanáticos recorren Lima por un autógrafo del jugador sensación del Mundial de Clubes.
1369

Lo quieren todos
Paolo tuvo una agitada agenda, la cual empezó en el distrito de Rímac, en Flor de Amancaes, ahí llegó al mediodía y miles de niños esperaron desde temprano. Apenas lo vieron, los gritos de ¡Paolo! ¡Paolo! ¡Paolo!, no dejaban de escucharse, mientras el jugador trataba de acomodarse en la tarima que se había armado, ya que la fanaticada y la prensa pugnaba por una foto del destacado deportista peruano. Él se mostró muy presto a atender a los niños regalándoles juguetes, autógrafos y tomándose fotos con ellos. Al culminar la ceremonia, la salida de Paolo fue otro caos. La policía tuvo que formar un cordón humano para que pueda llegar a su auto y seguir atendiendo su apretada agenda.

En el Hipódromo
La siguiente parada fue el Hipódromo de Monterrico. Allí la expectativa era la misma. Mucha prensa y fanáticos que esperaban la llegada de la estrella peruana. Bordeando las 15:30 horas llegó en su auto, subió por el ascensor y fue un loquerío. Apenas se abrieron las puertas, los flashes no dejaban de ser disparados, la fanaticada no se cansaba de corear su nombre, parecía la llegada de una estrella de rock. Fue tan intenso el asedio que Guerrero no pudo salir del ascensor, ni la policía podía controlar la turba que lo esperaba y optaron por regresar de nuevo al estacionamiento hasta que las cosas se calmaran. Pasaron unos minutos y nuevamente hizo su aparición Paolo, ya con más seguridad, y el altercado otra vez entre los efectivos policiales y la prensa, que también fue parte de todo el movimiento que generó Guerrero.

Prosiguiendo con lo pactado, Paolo Guerrero fue premiado por el Jockey Club del Perú por haber obtenido el Mundial de Clubes y porque la semana pasada dos de sus caballos ganaron dos carreras importantes. Paolo al recibir el premio dijo: “Estoy feliz por todo. El título que he podido conseguir es dedicado a mi familia, a la gente de Perú, y para la gente que me apoya. Para mí es importante que se sientan orgullosos de mí. Que pasen una feliz Navidad y un próspero año nuevo”.

A la ceremonia también asistió su mamá, doña Petronila Gonzales, y su hermano, el exfutbolista Julio Rivera, entre otros familiares y amigos. Al culminar el homenaje, Paolo fue hostigado nuevamente mientras la policía hacía denodados esfuerzos para que el jugador se pueda movilizar, pero era casi imposible, ya que por donde caminaba había gente que lo seguía, gritando su nombre, esperando un saludo.

Con el pueblo
Guerrero se retiró en su auto en dirección al Callao para cubrir otro acto benéfico y en la noche cerró su participación en el distrito de La Victoria con una chocolatada organizada por la comuna de ese distrito para los niños de menos recursos económicos en cual un mar de hinchas sobre todo de Alianza Lima lo esperó para poder estar con el ídolo de multitudes.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
0.69527888298