Ensaya la despedida

¿Seguir o no seguir? He ahí el dilema para Mario Bazán luego de correr los 3 mil metros con obstáculos de estos Juegos Olímpicos. El atleta peruano no hizo su mejor carrera y reconoció errores en la planificación de su entrenamiento y ante éste y otros problemas, la posibilidad de alejarse de la alta competencia retumba una y otra vez en su cabeza.

| 04 agosto 2012 12:08 AM | Deportes | 1.8k Lecturas
Ensaya la despedida
Luego de competir en Londres, Bazán abre las puertas del adiós al atletismo

Más datos

LA CARRERA

Bazán terminó la carrera en 8:51.95 y no pudo mejorar la marca con la que clasificó (8:29.18). El último de los clasificados fue el finlandés Jukka Keskisalo con 8:29.13, mientras que el ganador de la etapa preliminar fue el francés Mahiedine Mekhissi-Benabbad con 8:16.23.
1893

“Me siento con la capacidad para seguir. Tal vez no muy animado, ni con muchas ganas como varios me han dicho, pero vamos a probar cómo nos va. Tengo que analizar muchas cosas: los ánimos, las motivaciones y todo eso”, dice Mario a su salida de la pista atlética del Estadio Olímpico de Londres. Las razones de este latente alejamiento vienen a su memoria en estos momentos y los recuerda con cierta amargura. Contarlos es la mejor receta para desahogarse: “Antes de estos eventos se necesita competir siempre al mismo nivel y no hay carreras así. Hay que tener un mánager, Perú debe tener uno que te ponga una carrera, que no haya el “me das tanto y te pongo”, la competencia se tiene que dar. A mí me dicen: “Mario, tú dime a dónde quieres ir” y no se trata solo de eso. También deben ayudar, proponer, buscar contactos, decirme: “Mario, está lo de Marruecos, lo de Kenia”. Esta prueba siempre está para los africanos. Si no se busca el contacto con estos países, teniendo al atleta, no se va a poder hacer mucho. Ahora estoy buscando por mi lado y ya hice contacto con Marruecos y Kenia; pero en este proceso, si sigo cuatro años más, voy a cambiar mi sistema de entrenamiento. Ya no va a ser en Perú”.

ESTRATEGIA
Y en relación a su entrenamiento, Mario reconoció que ir a entrenar hace un mes y medio a Madrid no tuvo los resultados que él esperaba. Lejos de ayudarlo, le restaron capacidad: “Perdí lo que siempre estoy acostumbrado a trabajar en la altitud. Estuve mucho tiempo al nivel del mar y eso no me ayudó mucho. Escogimos ir a Madrid por el tema de la adaptación de horarios y al hacerlo pensé que iba a rendir bien al nivel del mar. Las primeras tres semanas estuve bien, pero en las tres últimas sentí que estaba perdiendo un poco de capacidad. Como estoy acostumbrado a entrenar en altura, llego una semana antes al nivel del mar a competir con mucha capacidad. Quise cambiar este sistema y no me dio resultados”.


Erick Garay Alberto
Enviado especial a Londres


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Loading...