Enemigos públicos

Los dirigentes más odiados de nuestro fútbol, Guillermo Alarcón y Manuel Burga, se disputan el título de “enemigos públicos”. El suspendido presidente aliancista acusó al presidente de la Federación Peruana de Fútbol de unirse en “comparsa” al complot en su contra y querer convertirlo en el nuevo enemigo público, título con el cual se autodenominó en alguna oportunidad el mandamás del fútbol peruano.

| 20 abril 2012 12:04 AM | Deportes | 781 Lecturas
Enemigos públicos
Guillermo Alarcón acusó a Burga de unirse al complot en su contra y querer convertirlo en el nuevo “enemigo público”.

Más datos

Se conoció que el chileno Meneses no estará ante Inti Gas, por lesión, pues se confirmó que acusa un desgarro en el muslo izquierdo. La resonancia magnética que le practicó el doctor Hugo Blácido determinará los días de para.
781

“Burga ha querido reemplazar al enemigo público. Quiere hacerse el que salva la situación. Sunat embargándome, ese señor (José Luis) Noriega con una resolución descabellada, luego convocándose una asamblea ilegal. Estoy preocupado porque Burga también, no digo que esté haciendo el complot, pero está haciendo la comparsa”, detalló Alarcón quien en el colmo de la frescura no mostró ningún tipo de agradecimiento con los socios que pagaron un mes de sueldo a los jugadores. “¿Por qué no cancelaron la luz, el agua, si dicen que tienen billetera gorda?” se preguntó.

Arroé se iría
De otro lado, la asamblea de socios que hoy se llevará a cabo para ratificar a la directiva que preside Julio Arango, ya tomó conocimiento de la situación de Joazinho Arroé. Sin embargo poco podría hacer para que el volante se quede en el club, pues será el nuevo administrador de Indecopi quien deberá negociar con el Siena la ampliación del préstamo que vence el 30 de abril y por la premura del tiempo, a Arroé no le quedaría más remedio que regresar a Europa.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario