Ellos también ganaron

Alberto Soto, padre de la destacada voleibolista de la selección mayor Patricia Soto, cuenta que su familia salió airosa de un duro momento que atravesó producto de una delicada enfermedad. Su hija el año pasado dejó todo en Austria por estar al lado de ellos y hace poco desde Brasil le dedicó la clasificación al mundial de Japón 2010. Ahora, Alberto y Rosa de Soto reclaman más tiempo al lado de su engreída quien desde los 18 años juega en el exterior contratada por los mejores clubes de Europa. Su padre habló en exclusiva para LA PRIMERA.

Por Diario La Primera | 28 julio 2009 |  4.2k 
Ellos también ganaron
Patty junto a su primo José Soto.
Alberto y Rosa de Soto lograron vencer la adversidad con el apoyo de su hija Patricia, la destacada voleibolista de la selección de mayores.

Más datos

DETALLE

Cuando nació la deportista, Diana Patricia Soto Delfín, su padre la inscribió en la partida del hospital, con el nombre de Teodora. Pero ante el temor de Doña Rosa de que un futuro no le guste su nombre, su padre decidió ponerle Diana, como la princesa de Gales de quien él era un admirador. Más adelante a Diana Patricia Soto la llamaron la “trotamundos”, por su paso en equipos de Italia, Grecia, Suiza, Turquía, España y Austria.
4216  

-¿Cómo comenzó Patricia en el vóley?
-Desde de pequeña siendo una chica alta y flaca, se dedicó a jugar al vóley en el club Fortaleza de San Juan. Luego pasó a Alianza Lima. Cuando los clubes se peleaban por tenerla en su equipo, venían a buscarme para ver mi talla y se iban diciendo: sí, la chica va crecer más (risas).

-¿Recuerda una anécdota?
-Cuando ella tenía 11 años, llegaron al coliseo Cáceres, Natalia Málaga, Milagros Moy y Carlos Aparicio, junto a todas las consagradas del vóley. La llevé a verlas y ella correteaba a todas para pedirles autógrafos. Y ahora ya está en el lugar de ellas.

-¿De todas, a quién admiraba más?
-A Natalia Málaga.

¿Y usted qué opina de las críticas luego del partido ante Brasil?
-Tiene razón, las críticas son un mal necesario, porque sí tenemos material humano para ganarle a Brasil. (Interviene la madre) Rosa: No. Estaban cansadísimas, ella ese día no había podido dormir, tenía un dolor de cabeza que no la dejó dormir toda la noche.

-¿Ella ganó dinero con su club en Lima?
-Acá (en Lima) lo único que le daban era para los pasajes. Si ella tiene algo, es por lo conseguido jugando en el extranjero. Cuando ganó su primer sueldo a los 16 años acá, se compró un teléfono celular.

-¿Los apoya a ustedes económicamente?
-En ese sentido no me puedo quejar. No sólo ella, también mi otro hijo Cristian de 34 años, ellos nos apoyan mucho.

-¿Qué sacrificios ha hecho por el deporte?
-Uno de ellos fue que no pudo terminar la universidad donde estudiaba Relaciones Industriales. Se quedó en el sexto ciclo. Es algo que ella tiene pendiente hacer. Cuando era adolescente, tampoco pudo ir a fiestas de quince años de sus amigas del colegio, ni ha asistido a las bodas de sus primos los futbolistas Giancarlo, Jorge y José Soto.

-¿Ellos están al tanto de su prima?
-Sí, son bien unidos. Jorge y José siempre le han dicho que cualquier apoyo, moral o económico, les avisara. José por ejemplo llamó ayer para pedir el número de ella y felicitarla.

-¿Qué es lo que desea ahora para su hija?
-Las chicas necesitan un descanso después de tanto trajín. Han estado en Canadá, luego han ido a Miami, volvieron a Lima a entrenar, para luego viajar a Brasil. Ahora viajan 12-13 horas a Lima, entrenan por la mañana y juegan por la noche. Ni siquiera se le puede hacer una bienvenida en casa. La familia se quiere reunir pero muchas veces tenemos que decirles que en esas reuniones Patty no va estar. Lo mismo que pasamos nosotros, la pasan todas las familias. Me gustaría mandar al diablo a la Federación y estar dos días acá con mi hija. Pero reflexiono y sé que es por su bienestar.

-¿Cuál fue el motivo para que Patty dejara Austria el año pasado?
-Yo tuve un mal que se llama Vasculitis. Estuve en cuidados intensivos por 38 días, sin conocimiento. -Doña Rosa vuelve a intervenir-. Dios es grande, la enfermedad que él ha tenido unió bastante a la familia. Patricia dejó Austria y se vino al ver que la situación se complicaba. Su hermano también llegó desde Venezuela. Todos estuvieron al tanto y lo hemos superado.

Danny Antara
Redacción

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario