El Zorro puso su marca

Vivió resentido desde que abandonó Universitario el año pasado. Cienciano le dio la oportunidad de volver del exilio. Piero Alva no se inmutó cuando Del Solar lo convocó a la selección. Tuvo que soportar comentarios negativos. La mayoría señalaba que Venezuela nos vencía por primera vez en nuestra casa. Pero el “Zorro” estaba dispuesto a revertir esa situación. Y a la hora del partido lo demostró. Se lanzó con todo. Le anularon un gol legítimo y convirtió otro. Además, estrelló una pelota al poste, tras un violento remate de 25 metros. Agotado, sin fuerzas, bañado en sudor, pero con la alegría de darle a Perú su primera victoria en esta eliminatoria, así terminó el partido el atacante imperial y la mayoría de los elementos nacionales.

Por Diario La Primera | 07 set 2008 |    
El Zorro puso su marca
Piero Alva pone toda la fuerza en la jugada que terminará en el único tanto del cotejo.
Piero Alva se cobró una revancha personal, fue la figura del partido y anotó el gol que le dio la victoria 1-0 a Perú sobre Venezuela.

Más datos

ALINEACIONES

Perú:
Butrón; Prado, Rodríguez, Zambrano, Vargas;  De la Haza, Torres; Solano (Quinteros) Alva, Chávez (La Rosa); Fano (Rengifo).

Venezuela: Vega; Chacon, Rey Boada, Hernández; Mea Vitali (Vielma), Rincón, Vargas (Guerra), Rojas (Moreno), Arango, Maldonado.

La táctica
Del Solar dispuso cuatro hombres al fondo. Prado flojo en los centros y Vargas eran los laterales. Mientras que Zambrano y Rodríguez conformaban la zaga. Más adelantados estaban Reiner Torres y De la Haza. Mientras que en la segunda línea de volantes estaban Solano por derecha, Chávez por izquierda, Alva al centro y como hombre en punta, Johan Fano.

El aporte táctico de José del Solar fue la rotación de Piero Alva. Solano no se movía de su ubicación inicial, siempre como un volante por derecha, pero el delantero del Cienciano moviéndose por todo el frente del ataque confundía a los defensores llaneros.

El técnico venezolano puso a cuatro elementos en la defensa (Chacón, Rey, Boada y Hernández). Pero en la volante prefirió ubicar a tres elementos. Porque Rojas, que debía jugar en segundo línea, se juntaba con Mea Vitali (centro) y Rincón (derecha). Lo que significaba que Vargas siempre aparecía por derecha, pero tenía delante de él sólo a Maldonado.

La estrella del equipo llanero, Arango, era el enganche, pero al tener Venezuela poco volumen ofensivo, casi no pesó en todo el primer tiempo.

Nervioso
Perú además contó con algo que no estaba en su libreto. El arquero Renny Vega falló en el primer centro peruano (de Solano) y tuvo un primer tiempo desastroso.

Pese a que desvió un gran remate de Solano, el portero Vega tuvo cuatro salidas en falso que bien pudieron costarle un gol en contra.

A los 32 minutos, hubo una falta contra Solano que el juez sancionó. La jugada siguió y Alva convirtió, pero el árbitro anuló el gol, sin aplicar la ley de la ventaja, lo que motivó una gran queja de los nacionales, incluido, José del Solar.

Pero cinco minutos más tarde, Solano sacó un lateral muy rápido. Alva le hizo un sombrero a Rey y desplazó con el hombro a Hernández y ante la salida por portero remató hacia arriba para vencer al meta Vega.

Fue un gol muy festejado. Era una especie de revancha de todo lo que se dijo en la semana. Perú tenía la etiqueta de víctima y terminó como verdugo.

Cambios
En la segunda parte, Venezuela arriesgó e ingresaron dos atacantes por dos volantes, Guerra y Moreno, pero con ello, dejó más espacios. Con la salida de Solano por lesión, Perú dejó de tener servicio largo. Quinteros estuvo algo apagado. Pero la poca agresividad de los llaneros facilitó el trabajo de la defensa peruana.

Fue una victoria que da tranquilidad, pero que no resuelve nada arriba, donde el camino sigue siendo tan difícil como antes del partido.

Ivlev Moscoso
Editor


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.