El dueño de la pelota

Es el jugador diferente. Porque no sólo utiliza los pies. Sino la cabeza para jugar con inteligencia. Nolberto Solano retrocedió a la primera línea de volantes y, desde esa ubicación primero, se desprendió de alguna marca personal y luego controló todo el campo. Con sus servicios largos y con precisión tuvo en jaque a toda la defensa de San Lorenzo.

Por Diario La Primera | 20 feb 2009 |    
El dueño de la pelota
Nolberto Solano le dio la victoria a los cremas sobre San Lorenzo 1-0 en la Libertadores. El volante anotó su cuarto gol en tres partidos.

Cuando San Lorenzo empezaba a asentarse, Solano mandó un servicio a la espalda de los zagueros. Ganó Calheira y fue trabado por Botinelli. Fue penal y expulsión. Solano convirtió y, a partir de allí, la “U” se transformó. Miguel Torres y Revoredo trabajaron por la derecha y fueron un dolor de cabeza para el rival. Hasta Piero Alva se atrevió a hacer un “túnel”. Luego el mexicano Espinoza envió un remate al poste. Fueron los mejores momentos de Universitario, que corría bajo el ritmo de Solano. Los cremas no ganaban un partido de Copa Libertadores desde el 2002.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.