Desequilibrio letal

Fue el peor partido de Perú. La causa: el desequilibrio. Por primera vez en el Campeonato Sudamericano Sub 20, la selección nacional cayó en un hoyo del cual no se levantó. El técnico Daniel Ahmed no pudo, o no supo, replantear el partido cuando sus pupilos mostraban su más bajo nivel colectivo.

| 21 enero 2013 12:01 AM | Deportes | 707 Lecturas
Desequilibrio letal
Perú cae 1-3 ante Uruguay, jugando su peor partido en el Campeonato Sudamericano Sub 20
707

Y esto no ocurrió cuando Uruguay se volvió a poner en ventaja, sino cuando el marcador estaba 1-1 por los goles de Formiliano (13 minutos) para Uruguay y Reyna para Perú (42’).

Desde casi el inicio del segundo tiempo Perú ya no hilvanaba jugadas precisas, sus intentos de acciones ofensivas no generaban peligro y por el contrario, cada ataque rival hacía presagiar que el gol en contra llegaría en cualquier momento.

En ese momento Perú necesitaba a alguien que acompañe a Hinostroza, el nexo entre la defensa y el ataque. Flores estaba cansado y si Reyna retrocedía, Perú perdía a su único hombre en punta. Deza, quien en anteriores ocasiones realizaba esa función, escuchaba el partido desde los camerinos porque había sido expulsado apenas a los 27’. A los, 34’, Uruguay perdió a Velázquez por la misma razón.

El hombre indicado, entonces, era Benavente, quien ayer empezó el partido en el banco de suplentes. Sin embargo, por la cabeza de Ahmed pasó otra idea. Prefirió hacer ingresar a Raziel García y si bien eso no generaba sorpresa, pues parece que el técnico le tiene fe, sí lo fue conocer el nombre de quien salía: Hernán Hinostroza.

El hombre que necesitaba compañía para que Perú volviera a retomar el buen juego, fue el que dejó el campo. Entendible fue, entonces, su gesto al dejar la cancha. Él no entendía por qué… y nosotros tampoco. Seguramente Ahmed pensó en refrescar el mediocampo, pero no eligió al hombre indicado, sobre todo si tenemos en cuenta que García no ha mostrado nivel como para hacernos pensar que puede ser el conductor.

Siete minutos después de este cambio, a los 68’, Uruguay se volvió a poner en ventaja por medio de López. La jugada de gol charrúa partió por un error en el pase de García.

Ahmed pudo corregir lo que no le había salido bien, pero con los siguientes cambios terminó por desequilibrar a su propio equipo. Poco colaboró para que Perú vuelva a retomar el control del mediocampo. Eso se entiende luego de ver el ingreso de Bulos en reemplazo de Cartagena, un delantero central por un defensor. La idea era aumentar el volumen ofensivo, pero ¿Cómo alimentas a un “9” si no tienes precisamente, un alimentador? A falta de 15 minutos recién ingresó Benavente, pero la apuesta de Ahmed ya fue demasiado arriesgada: sacó a Guarderas, su único mediocampista de marca. Si con los dos cambios anteriores se había equivocado con quien ingresa y con quien sale, esta vez se equivocó en lo último.

¿Por qué no sacar a García, que no estaba haciendo un buen partido y era punto constante de reproches de sus mismos compañeros? No es raro, en estos tiempos, ver que un técnico saque al jugador que había hecho ingresar hace algunos minutos.

En vez de ayudarlo, Ahmed terminó por complicar al joven de la Universidad San Martín. Es que lo mandó a jugar de único mediocampista central, una posición que no conoce. Prueba de ello es el último gol uruguayo, él la pierde por querer salir jugando entre tres rivales. No había nadie más en el medio para contener y la defensa quedó desnuda. Rolán puso cifras definitivas a los 88’.

Los jugadores deben recuperarse tal y como lo hicieron luego del partido ante Ecuador. Ahmed tuvo mucho que ver en eso, lo que tiene pendiente es demostrar que sí sabe replantear un partido.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.572719812393