De infarto

Quizás debió ser la final. El gran nivel técnico del primer tiempo fue reemplazado por la estrategia en el segundo y arrojo en el suplementario. Bayern de Munich y Real Madrid jugaron un partido memorable. Fue una guerra en la cual utilizaron todas sus armas. Y ya cuando se quedaron sin ellas, se trenzaron con los puños.

| 26 abril 2012 12:04 AM | Deportes | 1.6k Lecturas
De infarto
Bayern jugará la final de la Champions, con Chelsea luego de superar en penales al Real Madrid 3-1.

Más datos

ALINEACIONES

2 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Khedira, Xabi Alonso; Di María, Özil (Granero), Cristiano Ronaldo; Benzema (Higuaín).

1 - Bayern: Neuer; Lahm, Boateng, Badstuber, Alaba; Luiz Gustavo, Schweinsteiger; Robben, Kroos, Ribery (Müller); Mario Gómez.
1646

El marcador favoreció al Real, 2-1 en los 90 minutos. Hubo que jugar tiempo suplementario pues el resultado era igual al partido de ida y concluyó sin modificarse, pero con el agotamiento de los 22 jugadores.

En los lanzamientos desde el punto del penal, falló Ronaldo, Kaká y Ramos para Real Madrid. Solo Xabi Alonso pudo concretar. Mientras que Lahm y Kroos erraron para Bayern. Alaba, Gómez y Schwensteiger fueron los héroes alemanes.

Batalla
Con la ventaja del 2-1 del partido de ida, Bayern no especuló y mandó a su mejor formación con ideas ofensivas. Real se puso rápidamente en ventaja cuando Marcelo (de gran partido), ejecutó un centro hacia Di María. El argentino la empalmó de volea y el balón chocó en la mano de Alaba. El juez sancionó penal a los 5´ y Ronaldo batió a Neuer.

Bayern reaccionó. Robben tuvo el empate, tras una electrizante jugada de Alaba y luego Ribery tras un remate violento de Gómez. Cuando parecían confundidos los españoles, llegó el tanto de Ronaldo, tras gran pase de Özil a los 14´.

Bayern siguió teniendo el control de la pelota y generando ocasiones de gol. La falta cometida por Pepe a Gómez y el gol de penal de Robben a los 27´, le daba más justicia al marcador.

Conclusión
Bayern tuvo más criterio para manejar la pelota y recuperarla rápido. Luego de los dos goles, Ronaldo se escondió y Di María perdió protagonismo. Solo Benzema y Özil llevaban el peso ofensivo.

Pero ya cerca de concluir el segundo tiempo, las piernas le pesaban a Robben y Ribery, mientras que Kroos ya no generaba porque le hacía la cobertura cuando trepaba Alaba.

Kaká ingresó, pero con la salida de Özil por Granero careció de un socio. El brasileño conserva su nueva técnica, pero ya está lento.

Con la salida de Ribery por Müller, Bayern bajó en sus intenciones ofensivas. Encima Gómez por su falta de técnica, desperdició una clara ocasión de gol.

Los lanzamientos desde el punto del penal, premiaron al que hizo un poco más. Neuer le atajó los disparos a Ronaldo y Kaká y aunque Casillas también mostró su técnica para atajarle a Kroos y Lahm, la clase de Schwensteiger al convertir su disparo le permite al Bayer jugar la final del 19 de mayo en su casa ante Chelsea, porque se jugará en Munich.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario