Con ganas y corazón

Un momento de lucidez marcó la diferencia en el partido. El encargado de hacerlo fue Jhonnier Montaño. El colombiano no hizo que Claudio Velásquez quede mano a mano con el arquero Schmidt, pero su servicio sorprendió hasta al mismo golero ancashino. La jugada terminó en el único gol del partido, obra del “Karioka”.

| 17 setiembre 2009 12:09 AM | Deportes | 489 Lecturas
Con ganas y corazón
Alianza Lima ganó su segundo partido de la Liguilla.
Alianza Lima tuvo que bregar mucho para ganar 1-0 a Sport Áncash en el estadio de Matute.

Más datos

Alianza Lima: Forsyth; Corzo, Contreras, Solís, Moisela; Jayo, González, Quinteros (Vílchez), Montaño (Trujillo); Aguirre (Velásquez) y Fernández

Sport Áncash: Schmidt; Laura, Vega, Martínez, Giral; Bazalar (Colllantes), Sotelo (Laguna), Rivas, Vergara, Portilla (Vasallo); Serrano.
489

En un toque, Montaño hizo pasar la pelota entre los defensores ancashinos. Velásquez tuvo que tirarse al piso para adelantarse a la reacción del arquero y así acabar con el sufrimiento de los aliancistas a los 74 minutos.

Para Sport Áncash, el partido se complicó con la salida por lesión de Juan Carlos Bazalar. Fue una de las últimas jugadas del primer tiempo y el experimentado mediocampista, de los mejores en el primer tiempo, sufrió la imprudente acción de Montaño y tuvo que ser retirado del campo.

Alianza dominador
Entró Collantes, pero Sport Áncash no fue el mismo. Para el reinicio de la segunda mitad ambos técnicos apostaron por el ataque y el partido se hizo atractivo. Velásquez reemplazó a Aguirre en Alianza y Vasallo hizo lo mismo con Portilla en Áncash.

Sin embargo, el equipo visitante empezó a flaquear en la recuperación de balón y eso fue algo que el técnico Mario Flores no supo remediar. Los íntimos encontraron mayores espacios y el ingreso de Óscar Vílchez por Quinteros le dio mayor dinámica al equipo de Gustavo Costas.

Las diferencias se marcaron a partir de ese momento y la figura del arquero ancashino empezó a crecer. Pese al gol, Schmidt se erigió como la figura de la noche victoriana. En segundo lugar quedó Vergara, un menudo volante que llevó más de una complicación a los zagueros aliancistas.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD