Compadres terminaron contentos

Cuando el juez terminó el partido, la hinchada de Universitario comenzó a saltar. Entendían que el empate en Matute los favorecía. Porque estrenaban su título del torneo Apertura contra su clásico rival y salían con la frente en alto. Invictos. Porque ya los puntos para los estudiantiles no tienen importancia.

Por Diario La Primera | 07 jul 2008 |    
Compadres terminaron contentos
(1) Preciso momento en que Neyra amortigua la pelota con el pecho y se prepara a convertir el primer gol. (2) Nieri frente a Gonzales, en otro interesante duelo de la tarde. (3) Aguirre celebra eufórico empate blanquiazul.
Universitario estrenó título y salió invicto de Matute. Alianza cortó racha de victorias cremas.

Más datos

ALINEACIONES

Universitario:
Fernández, Balta, Galván, Araujo, Bernales, Gonzales, Landauri (Rivas), Rabanal, Neyra, Jiménez (Candelo), Hurtado (Labarthe). DT: Ricardo Gareca.

Alianza Lima: Bologna, Reaños, Salazar, Peixoto, Fernández, Nieri (Sáenz), Ciurlizza (Jayo), Montaño, Manco (Soto), Faiffer, Aguirre. DT: Richard Páez.

Árbitro: Víctor Carrillo (bien).

Sin embargo, tras unos segundos, la gente de tribuna sur también comenzó a saltar. Ellos también festejaban porque entendían que la “U” era el favorito del cotejo y lo habían frenado.

Esa fue la sensación que dejó el partido para ambas hinchadas que salían satisfechas del estadio. Aunque la verdad es que Alianza Lima salió perjudicado. Porque el punto, más allá que jugaban contra el campeón, lo aleja del objetivo. Alianza aún no se mete en el grupo de los siete primeros.

El partido
Universitario salió con tres hombres al fondo. Dos volantes laterales, dos elementos para la contención. Neyra para “alimentar” a los delanteros Hurtado y Jiménez. En tanto que Alianza Lima utilizó a Reaños como lateral por derecha. Fernández por izquierda. Dos zagueros. Y dos líneas de volantes. Faiffer como delantero junto a Aguirre.

Alianza Lima empezó mejor, pero tras algunos minutos, se veía que Universitario era un equipo con mejor trabajo.

Los pases cremas generalmente iban para un compañero, mientras que en Alianza faltaba precisión en ofensiva.

Sin embargo, poco a poco, Alianza Lima comenzó a tener más tiempo la pelota. Montaño se convertía en el generador del futbol. Y cuando Manco tenía el balon también se convertía en un hombre peligroso.

Neyra retrocedía algunos metros y no tenia precisión para servir a sus delanteros, era poco lo que la “U” ofrecía en el primer tiempo.

Alianza Lima tuvo dos ocasiones claras de gol, pero a la hora de encarar a Fernández sus delanteros estorbaron.

Segundo tiempo
Para la segunda parte, la “U” mejoró. Rabanal le ganaba a Manco, pero no podía con Aguirre. Mientras que Neyra seguía apático. Manco y Montaño aprovecharon y lo dejaron muy mal parado en jugadas individuales.

El técnico Gareca decidió cambiar a un atacante. Pero en lugar de sacar a Jiménez, prefirió optar por Hurtado. En su reemplazo ingresó Labarthe y en su primera jugaba remató con golpe de cabeza y estrelló el balón en el poste.

Pero la respuesta de Alianza fue casi inmediata. Pues un cabezazo de Salazar también se estrelló en el poste.

El técnico Páez mandó al campo a Jayo por Ciurlizza. Quizá porque hasta ese momento, la “U” había pegado más y quería un hombre para que también haga un trabajo similar.

Alianza Lima comenzó a ganar metros una vez más. Ya habían ingresado Jorge Soto y Candelo y aunque ambos estuvieron desacertados, ponían mucho coraje.

Goles
Cuando el reloj marcaba 75 minutos, Jayo perdió una pelota en campo rival. La tomó Antonio Gonzales. El diminuto jugador levantó la cabeza. Vio a Donny Neyra y le lanzó la pelota.

Neyra la amortiguó con golpe de pecho. Se acomodó, pese a que tenía la marca de Salazar encima, y con suave toque remató para dejar fuera de alcance al portero aliancista. Fue un muy buen gol.

Pero Alianza tuvo la virtud de reaccionar rápido y sólo dos minutos más tarde, la “U” se descuidó por izquierda. Desde allí vino un servicio cruzado. Rabanal tapó a Montaño, pero no pudo hacerlo con Aguirre que remató algo incómodo, pero con lo necesario para marcar el empate.

Después del tanto, el partido se puso muy caliente. Los conatos de bronca se suscitaron constantemente. La “U” pareció que se contentaba con el empate. Y Alianza, con el ingreso de Sáenz, prácticamente hizo lo mismo. El delantero ya no está para jugar, pero Páez le hizo un favor. La “U” salió mejor de Matute.

Ivlev Moscoso Delgado
Editor


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.